UNA FAMILIA CON CLASE

    11
    Titulo original: Easy virtue
    Año: 2008
    País: Gran Bretaña
    Duración: 93 min.
    Dirección: Stephan Elliott
    Guión: Stephan Elliott y Sheridan Jobbins, basado en la obra de teatro de Noel Coward
    Música: Marius De Vries. Tema musical: "When The Going Gets Tough, The Tough Get Going", interpretado por Colin Firth, Ben Barnes, Jessica Biel y Andy Caine

    Intérpretes

    Jessica Biel, Colin Firth, Ben Barnes, Kimberley Nixon, Katherine Parkinson, Kristin Scott Thomas, Kris Marshall, Christian Brassington, Charlotte Riley, Jim McManus, Pip Torrens, Georgie Glen y Laurence Richardson.

    Sinopsis

    John Whittaker (Ben Barnes), un joven inglés, se enamora perdidamente de Larita (Jessica Biel), una sexy y glamurosa americana, con quien se casa impulsivamente. Aunque se las prometían felices, cuando la pareja regresa a Inglaterra para instalarse en casa de John, la madre de éste, la Sra. Whittaker (Kristin Scott Thomas), la toma instantáneamente con su joven nuera. Larita se esfuerza por encajar en la familia pero no consigue superar los obstáculos que encuentra en el día a día con su suegra. Larita no tardará en descubrir el juego de la Sra. Whittaker y sabe que deberá luchar con uñas y dientes para no perder a John. Las chispas saltarán a la mínima en una sagaz guerra de ingenio y las cosas no tardan en salirse de madre. La Sra. Whittaker manipulará todas las situaciones para hacer de menos a Larita mientras que ésta mantiene la calma y orquesta ingeniosos contraataques. Pero las tramas de la Sra. Whittaker empiezan a surtir efecto sobre John, y Larita siente que su amor se ve amenazado. En una gran apoteosis final, en la que se revelan los secretos del pasado de Larita, ésta decide escapar de ese asfixiante hogar…

    Comentario

    Adaptación de la obra teatral de Noel Coward, que escribió en 1924 a la joven edad de 23 años y que ya había conocido una adaptación previa al cine de la época muda de la mano de Alfred Hitchcock en el año 1928. Es una historia que habla de los convencionalismos sociales en la Inglaterra de principios de siglo, apoyándose mucho en los contrastes y en los diferentes que son los distintos personajes protagonistas. Tras la cámara el australiano Stephan Elliott (“Las aventuras de Priscila, reina del desierto”), que regresa al cine tras 10 años de ausencia (motivado en parte por un accidente de esquí) con esta película.