UNA ESTACIÓN DE PASO (1992)

    20
    Titulo original: Una estación de paso
    Año: 1992
    País: España
    Duración: 93 min.
    Dirección: Gracia Querejeta
    Guión: Elías Querejeta y Gracia Querejeta
    Música: Ángel Illarramendi

    Intérpretes

    Santiago Alonso, Bibi Andersson, Omero Antonutti, Carlos Arias, Luis Crespo, Joaquim de Almeida, Ana Duato, Cosme Ecuaga, Miguel A. Elorriaga, Bibiana Fernández, Marta Guixa, María Larumbe, Alfonso Lussón, Pedro Miguel Martínez, José Ramón Pardo, María Pineda, Paco Sagarzazu, Rubén Tobías, Tito Valverde y Miguel Ángel Salomón.

    Premios

    Premio Especial del Jurado de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci)

    Sinopsis

    El adolescente Antonio (Santiago Alonso), hijo de una violinista alemana y un ingeniero retirado, descubre poco a poco que su padre Antonio (Omero Antonutti) y su hermano mayor Miguel (Joaquim de Almeida) tienen una relación con Lisa (Bibi Andersson) que vive en otro de los viejos chalés de la colonia de los años 20 del siglo XX de su barrio. Como al final de cada verano, un día sube al tejado para deshollinar la chimenea. Desde la altura, se da cuenta de que han comenzado a reparar una de las casas vecinas: la que tiempo atrás habitaba el «nazi» y que ahora, tras diez años de abandono, todo el barrio conoce como la casa misteriosa en la que fue asesinado un hombre. A través de sus ventanas, con la llegada del otoño, Antonio descubrirá que la casa vuelve a estar habitada diez años después de la tragedia, a la vez que también descubre la mentira, la muerte y el amor…

    Comentario

    La ópera prima de Gracia Querejeta, escrita junto a su padre, el ya desaparecido productor Elías Querejeta (también productor del filme), constituye un relato oral y a la vez intimista, una historia de aprendizaje en la que el supuesto protagonista se introduce en el complejo mundo de los adultos para descubrir la verdad que se esconde tras un recuerdo aletargado de su infancia. El descubrimiento de esa verdad traerá consigo la madurez y con ella el adiós a la inocencia que marca el fin de su etapa adolescente. Aunque con evidentes buenas intenciones, la narración posee evidentes fallos de principiante, como el no potenciar más algunos personajes interesantes y por contra el que el joven protagonista resulte demasiado cargante.