UNA CUESTIÓN DE PESO

    14
    Titulo original: Schwere Jungs
    Año: 2007
    País: Alemania
    Duración: 94 min.
    Dirección: Marcus H. Rosenmüller.
    Guión: Philipp Roth.
    Música: Gerd Baumann

    Intérpretes

    Sebastian Bezzel, Michael Grimm, Antoine Monot Jr., Simon Schwarz, Nicholas Ofczarek, Lisa Maria Potthoff, Liane Forestieri, Rike Schmid, Barbara Bauer, Bastian Pastewka, Horst Krause, Daniel Zillmann, Denise Zich, Rainer Basedow, Lucas Bauer, Stefan Betz, Maximilian Brückner, Philipp Epping, Dusan Fager, Josef Friedl, Maximilian Frisch, Andreas Harwarth, Ferdinand Hofer, Ryan James, Daniela Koch, Aloisius Landgraf, Pia Lautenbacher, Sylvester Leo, Julius Manner, Manuel Nürnberger, Richard Oehmann, Lubor Splichal, Klaus Steinbacher, Florian Thompson, Daniel Unterrainer, Stefanie von Poser y Martin Walch.

    Sinopsis

    La acción arranca en 1936, durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Garmisch-Partenkirchen. A poca distancia de esta localidad, mientras oyen por la radio las hazañas de los participantes, un grupo de niños juega a emular a sus héroes en una carrera de trineos. El equipo capitaneado por Brauereibesitzer Dorfler (Nicholas Ofczarek) derrota contundentemente al de Bobfahrer Gamser (Sebastian Bezzel). Este hecho les convertirá en enemigos irreconciliables de por vida. En 1952, 16 años después, los Juegos Olímpicos de Invierno se disputan en Oslo y, por primera vez tras la II Guerra Mundial, Alemania vuelve a competir. Dorfler, todo un triunfador de los negocios, va a ser el representante germano en la disciplina de bobsleigh. Pero Gamser, al que todo en la vida le va mal, está decidido a arrebatarle la gloria a su rival y reúne a sus antiguos camaradas, tan perdedores como él, para conseguirlo. Las pistas de hielo de la capital noruega parecen el sitio perfecto para dirimir de una vez por todas la vieja rivalidad. El problema surge cuando los dos protagonistas empiezan a plantearse si de verdad vale la pena utilizar unos Juegos de los que todo un país está pendiente para resolver cuestiones personales. Y no tienen más remedio que enfrentarse a una cuestión de peso. De mucho peso.

    Comentario

    En su segundo largometraje, el director bávaro Marcus H. Rosenmüller confirmó el talento que apuntaba en su ópera prima, "Decisiones de ultratumba". Como en aquella, el cineasta apuesta por una estructura narrativa en forma de árbol: al sólido tronco argumental le salen numerosas ramificaciones en forma de historias paralelas, algunas de mucho peso y otras más livianas, casi imperceptibles, pero todas abordadas con el mismo cariño, sin menosprecio de ninguna. Una comedia fresca y muy vitalista marcada por un muy inteligente sentido del humor (que invita más a la sonrisa permanente que a la carcajada) y en la que se aprecia el sumo interés del realizador por reivindicar al género humano, buscando siempre el lado más positivo de cada personaje. Además, por una vez y sin que sirva de precedente, que la película esté basada en hechos reales no resulta un lastre sino que contribuye a acentuar la sensación de bonhomía presente a lo largo de todo el metraje.