UN SEÑORITO EN NUEVA YORK

    Titulo original: Stars and Bars
    Año: 1988
    País: EE.UU.
    Duración: 81 min.
    Dirección: Pat O’Connor
    Guión: William Boyd basado en su propia novela Barras y estrellas.
    Música: Stanley Myers. Temas musicales: Englisman in New York, interpretada por Sting y A Picture of Me Without You, interpretada por George Jones.

    Intérpretes

    Daniel Day-Lewis, Harry Dean Stanton, Kent Broadhurst, Maury Chykin, Matthew Cowles, Joan Cusack, Keith David, Spalding Gray, Glenne Headly, Laurie Metcalf, Bill Moor, Deirdre O’Connell, Will Patton, Martha Plimpton, Rockets Redglare, Celia Weston, Beatrice Winde, Steven Wright, David Strathaim y Bruce C. Taylor.

    Sinopsis

    Henderson Dores (Daniel Day-Lewis) es un culto y educado joven británico que trabaja en Nueva York para una empresa de subastas de obras de arte, teniendo como prometida a Melissa (Laurie Metcalf), la hija de su jefe. Tiene una ambición desatada y quiere abandonar su distinguido porte británico para volverse intrépido y temerario. Adora América y quiere americanizarse. Su problema consiste en saber si América le querrá también a él. Un día su jefe, le encomienda una difícil misión: Viajar a un pueblo del estado de Georgia para comprar un cuadro recién restaurado de Renoir a Loomis Gage (Harry Dean Stanton), el excéntrico cabeza de familia de un hogar bastante raro. Poco antes de su partida conoce a Irene Stein (Joan Cusack), una dinámica mujer de negocios neoyorquina que representa todo lo que Henderson no es. Polos opuestos se atraen y Henderson busca una oportunidad con esta mujer por lo que la invita a que le acompañe a su viaje a Georgia, pero las cosas se le complican cuando le encasquetan a Bryant (Martha Plympton), la hija de 15 años de su prometida y nieta de su jefe. Pese a ver como todo le sale mal, Henderson se dirige a Georgia y en la playa de Luxora se encuentra con Gage, el tipo de hombre que ha visto y hecho de todo. Gage no tiene teléfono en su mansión pero a cambio cuenta con una familia de locos. Su hija Cora (Glenne Headly) siempre lleva gafas de sol haciendo creer a Henderson que es ciega. El hijo pequeño de Gage, Duane (Will Patton), permanece encerrado en su habitación del piso alto de la casa estancado en los años 70 escuchando rock and roll a todo volumen las 24 horas del día. Cuando Duanne, que tiene 34 años, y Briant se enamoran, hacen responsable a Henderson. Sin embargo, el mayor problema del recién llegado se llama Freeborn (Maury Chaykin), el hijo mayor de Gage, que vive de la venta de orinales y equipo médico diverso. También es un estafador y ha dado el Renoir como prenda a Mr. Sereno (Kent Broadhurst) y a su socio Gint (Rockets Redglare) parta pagar sus deudas de juego. Los prob

    Comentario

    El irlandés Pat O’Connor lleva a la pantalla la interesante novela de William Boyd Barras y estrellas, una parábola en torno al fuerte choque de culturas, a través de las tribulaciones de un joven inglés que trabaja en Nueva York y que debe negociar con una excéntrica familia rústica del sur de los Estados Unidos, la adquisición de un valioso cuadro. La película contrapone el refinamiento británico a las artimañas de una chiflada familia sureña. Uno de los grandes trabajos del también irlandés Daniel Day Lewis, que se mueve por la comedia, un género que no ha trabajado demasiado.