UN SECRETO DE MUJER / EL SECRETO DE UNA MUJER

    Titulo original: A Woman's Secret
    Año: 1949
    País: EE.UU.
    Duración: 84 min.
    Dirección: Nicholas Ray
    Guión: Herman J. Mankiewicz, basado en la novela Mortgage of Life, de Vicki Baum.
    Música: Nacio Herb Brown y Frederick Hollander.

    Intérpretes

    Maureen O'Hara, Melvyn Douglas, Gloria Grahame, Bill Williams, Victor Jory, Mary Philips, Jay C. Flippen, Robert Warwick, Curt Conway, Ann Shoemaker, Virginia Farmer, Ellen Corby, Emory Parnell, Guy Beach, Conrad Binyon, Oliver Blake, Raymond Bond, Eddie Borden, Tom Coleman, Bert Davidson, Marcel De la Brosse y George Douglas.

    Sinopsis

    Susan Caldwell (Gloria Grahame) ingresa en el hospital con una herida de bala. Marian Washburn (Maureen O’Hara), una actriz y cantante retirada ya de la vida profesional desde años atrás por haber perdido la voz, declara a la policía que le ha disparado en un acceso de ira porque quería dejar de cantar. Marian y Luke Jordan (Melvyn Douglas) habían conocido a Susan cuando era una joven artista, que utilizaba como nombre artístico el de Estrellita, que poseía buenas cualidades pero carecía de carácter y de ambiciones profesionales. Marian transforma a la cantante fracasada, enseñándola a caminar, a vestirse y a cantar, queriéndola convertir en la cantante que ella no había podido ser. Durante una fiesta Susan conoce a un joven con el que poco después se casa. El matrimonio no se consolida y las disputas son cada vez más frecuentes, provocando en Susan un estado de depresión nerviosa. Marian planea entonces el asesinato de la joven, corroída por los celos y la envidia y mantiene un enfrentamiento con ella, del que Susan resulta herida. Para evitar que trascienda la verdad de los hechos, ya que ello podría perjudicar a la joven y brillante estrella, Marian se hace responsable de lo ocurrido y es acusada de intento de asesinato. Pero Luke declara al detective Jim Fowler (Jay C. Flippen) que no cree que Marian fuera capaz de disparar a Susan.

    Comentario

    Un melodrama con trasfondo criminal, basado en una novela de Vicki Baum, con guión y producción de Herman J. Mankiewicz. Es la segunda película del realizador Nicholas Ray, con una puesta en escena que se mueve entre las mejores esencias del cine negro. Narrada con forma de un largo flash back, destaca por la buena interpretación de sus protagonistas femeninas, Maureen O'Hara y Gloria Grahame.