UN LUGAR DONDE QUEDARSE (2011)

    Titulo original: This Must Be The Place
    Año: 2011
    País: Italia – Francia – Irlanda
    Duración: 118 min.
    Dirección: Paolo Sorrentino
    Guión: Paolo Sorrentino y Umberto Contarello, a partir de una idea original de Paolo Sorrentino.
    Música: David Byrne Temas musicales: "Every Single Moment in My Life is a Weary Wait", interpretado por Nino Bruno e le 8 Tracce; "Lord I`m Coming", interpretado por Gavin Friday; "Lay & Love", interpretado por The Pieces Of Shit; "Open Up", interpretado por The Pieces Of Shit; "Charmaine", interpretado por Mantovani & His Orchestra; "Spiegel Im Spiegel", interpretado por Daniel Hope & Simon Mulligan; "Gardermoen", interpretado por Julia Kent; "Happiness", interpretado por Jonsi & Alex; "Eliza", interpretado por The Pieces Of Shit; "The Passenger", interpretado por Iggy Pop; "You Can Like It", interpretado por The Pieces Of Shit; "Achille`s Heel: II. Second Bounce", interpretado por Brooklyn Rider; "If It Falls It Falls", interpretado por The Pieces Of Shit; "This Must Be the Place (Naïve Melody)", interpretado por Gloria; "Every Single Moment In My Life Is a Weary Wait", interpretado por Nino Bruno e le 8 tracce; y "The Sword Is Yours", interpretado por The Pieces Of Shit.

    Intérpretes

    Sean Penn, Frances McDormand, Judd Hirsch, Eve Hewson, Kerry Condon, Harry Dean Stanton, Joyce Van Patten, David Byrne, Olwen Fouéré, Shea Whigham, Liron Levo, Simon Delaney, Heinz Lieven, Seth Adkins, Peter Carey, Sarah Carroll, Ron Coden, Bern Cohen, Tim Craiger, Nancy Doetsch, Davis Gloff, Grant Goodman, Kris Graverson, Robert Herrick, Jann Hight, Julia Ho, Sarab Kamoo, Sam Keeley, Kef Lee, Madge Levinson, Ross Mac Mahon, Andrea Mellos, Gordon Michaels, Antonio Monda, Gavin O`Connor, Johnny Ward, Inga R. Wilson, Richard “Rick” Bobier,Rabbi Elli, Pennie-Marie Hawkins, Dave Krieger, Ralph H. Meyer, Mark C. Schwarz y Joseph Smith.

    Premios

    Premio del Jurado Ecuménico del Festival Internacional de Cine de Cannes.

    Sinopsis

    Cheyenne (Sean Penn) es un judío cincuentón, antigua estrella del rock, que sigue la estética gótica y lleva una vida aburrida de prejubilado en Irlanda, viviendo de los derechos de autor que le proporcioa la música que hizo en sus años gloriosos. La muerte de su padre, con el que hacía tiempo que no se trataba, lo lleva de vuelta a Nueva York, donde, a través de la lectura de algunos diarios, reconstruye la vida de su padre en los últimos treinta años, en los que se dedicó a buscar obsesivamente a Aloise Lange (Heinz Lieven), un criminal nazi, antiguo oficial de las SS, que se había refugiado en Estados Unidos y que le había torturado cuando, durante la Segunda Guerra Mundial, estuvo internado en el campo de concentración de Auschwitz. Con una inexorable lentitud y sin capacitación alguna como investigador, Cheyenne, contra toda lógica, decide continuar la tarea de su padre y emprende la búsqueda del nonagenario alemán a través del medio Oeste de los Estados Unidos.

    Comentario

    El italiano Paolo Sorrentino (“Il divo”) le pinta los ojos y los labios a Sean Penn, le pone una peluca y con un look algo parecido al de Alice Cooper en sus años de gloria, le convierte en Cheyenne, un viejo roquero, irlandés que, con sus aditamentos setenteros, va con el carrito a hacer la compra al supermercado. La película, primer largometraje en inglés del director italiano, es una road movie que se mueve por el medio oeste americano. La película es una de esas miradas insólitamente sugerentes que muchos cineastas europeos hacen de los Estados Unidos cuando ruedan allí: pequeños detalles, matices, imágenes insólitas… La banda sonora original de la película, cuyo título se inspira en una canción del cuarteto estadounidense "Talking Heads", la firma el ex-líder del grupo, David Byrne. Una película que habla de la amistad y de la venganza, pero también de la redención y de cómo aceptarse uno a si mismo.