UN LARGO VIAJE (2013)

    Titulo original: The Railway Man
    Año: 2013
    País: Gran Bretaña – Australia – Suiza
    Duración: 116 min.
    Dirección: Jonathan Teplitzky
    Guión: Frank Cottrell Boyce y Andy Paterson, basado en el libro autobiográfico de Eric Lomax
    Música: David Hirschfelder Temas musicales: “Introduction (Prelude) from Gadfly Suite”, interpretado por Ukraine National Symphony Orchestra, dirigida por Theodore Kuchar; y “Rasputin”, interpretado por Sean Timms.

    Intérpretes

    Colin Firth, Nicole Kidman, Jeremy Irvine, Stellan Skarsgard, Hiroyuki Sanada, Michael MacKenzie, Jeffrey Daunton, Tanroh Ishida, Tom Stokes, Bryan Probets, Tom Hobbs, Sam Reid, Akos Armont, Kitamoto Takato, Keith Fleming, Ben Aldridge, Yutaka Izumihara, Louis Toshio Okada, Micheal Doonan, Shoota Tanahshi, Peter Tuinstra, Shogo Tanikawa, Ben Warren, Keiichi Enomoto, Masa Yamaguchi, Hiroyuki Sanada, Ewen Leslie, Shinji Ikefuji, Jack McTaggart, Sarah McVicar, Therese Bradley, David Breen, Byron J. Brochmann, Ray Crofter, Marta Dusseldorp, David Firestar, Anthony Miller, Glenna Morrison, Anteo Quintavalle, Ben Rossberg, Charlie Ruedpokanon, Ron Smoorenburg, Taka Uematsu, Koichi Waki, Matthew Wollaston, Takashi Yamaguchi y Toshi Yoshino.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial en competición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

    Sinopsis

    Eric Lomax (Colin Firth) es un ex oficial británico fascinado por los ferrocarriles que vive en el Norte de Inglaterra. Pero algo hay en su pasado que le atormenta y no le deja dormir. Su esposa Patti (Nicole Kidman) buscará a un compañero de armas para que le cuente la terrible historia: En 1942, decenas de miles de jóvenes soldados se convierten en prisioneros de guerra cuando las fuerzas japonesas toman Singapur. Churchill lo califica como «el mayor desastre jamás acaecido al Imperio Británico». Eric Lomax, un ingeniero de señalización ferroviaria de 21 años y un enamorado de los trenes, se encuentra entre los prisioneros. Eric es enviado a trabajar en la construcción del famoso Ferrocarril de la Muerte, en Tailandia, donde es testigo de un sufrimiento inimaginable: hombres obligados a abrise camino entre las rocas y la selva con las manos desnudas, golpeados, mal alimentados y víctimas de enfermedades tropicales. Entonces, decide construir una radio en secreto para traer algo de esperanza a sus compañeros. Conforme les susurra las noticias sobre las derrotas de Hitler y los avances de las fuerzas estadounidenses en el Pacífico, miles de espaldas se yerguen, y los exhaustos y desesperados prisioneros encuentran fuerzas para sobrevivir un día más. Pero cuando los oficiales japoneses descubren la radio de Eric, lo someten a palizas, interrogatorios y cosas aún peores. Cuando regresa a casa, tras sobrevivir de milagro a la guerra, se encuentra, como tantos otros, con un país incapaz de imaginar lo que él y sus compañeros han vivido. Atormentado por el recuerdo de un joven oficial japonés, Eric se aísla del mundo. Pero un buen día, décadas más tarde, Eric conoce a una hermosa mujer (en un tren, por supuesto), Patti. Ella consigue hacerle reír por primera vez en mucho tiempo. Ambos coquetean como dos adolescentes, y pronto deciden casarse. Pero en la noche de bodas, las pesadillas de Eric regresan: el joven oficial japonés lo arrastra de vuelta a los horrores del pasado, insistiendo en que la guerra aún no ha terminado. Cuando Patti despierta, encuentra a su marido gritando en el suelo del dormitorio. Humillado y confundido, Eric vuelve a encerrarse en sí mismo, pagando su silenciosa furia con su mujer y haciéndole la vida casi insoportable. Pero Patti está empeñada en descubrir lo que atormenta al hombre que ama. Atravesando el código de silencio que une a los antiguos prisioneros de guerra, persuade al enigmático Finlay (Stellan Skarsgård) para que le cuente un impactante secreto: el oficial japonés que tiene la clave de lo que le ocurrió a su marido sigue vivo, y él sabe dónde encontrarlo. Pero Patti tiene que tomar una decisión: ¿debería dar esa información a Eric, un hombre sediento de venganza? Y en ese caso, ¿lo apoyará ella, decida lo que decida hacer él? Su decisión marca el comienzo del regreso a Tailandia de Eric con el deseo de venganza que acabará con un chocante, inesperado y triunfante final a una extraordinaria historia real llena de heroísmo y humanidad sobre el poder redentor del amor.

    Comentario

    Protagonizada por Colin Firth y Nicole Kidman (esta última convertida en mujer florero, que no aporta absolutamente nada a la trama pero que la adorna, intermitentemente con su belleza), es una película en dos tiempos: Los años 60 y los de la Segunda Guerra Mundial. Parece una película de guerra, pero en realidad es una historia sobre el sadismo, la violencia, el perdón y la reconciliación, basada en una historia real. Colin Firth hace de nuevo uno de esos personajes complejos y torturados psicológicamente en los que parece querer especializarse. Pero la película, que resulta muy desigual, recrea con todo el verismo posible las escenas de tortura, y adolece de una mirada más global al resto de prisioneros del campo japonés. Es, desde luego, una película con un mensaje claro ¿merece la pena la venganza? ¿Puede existir reconciliación tras una situación límite?