UN JUEGO DE INTELIGENCIA

    39
    Titulo original: Free Rainer / Dein Fernseher lügt / Reclaim Your Brain
    Año: 2007
    País: Alemania - Austria
    Duración: 120 min.
    Dirección: Hans Weingartner
    Guión: Katharina Held y Hans Weingartner
    Música: Adem Ilhan y Andreas Wodraschke

    Intérpretes

    Moritz Bleibtreu, Elsa Sophie Gambard, Milan Peschel, Gregor Bloébl, Simone Hanselmann, Tom Jahn, Andreas Brandt, Robert Viktor Minich, Ralf Knicker, Irshad Panjatan, Doris Goldpashin, Peer Jäger, Us Conradi, Franziska Knuppe, Vinzenz Kiefer, Bruno Montani, Vanessa Wieduwilt, Jonas Laleman, Moritz Udem, Thorsten Wift, Christin Henkel, Heike Jonca, Finja Martens, Valentin Platareanu, Leyli Timner, David Bredin, Chiara Steinbauer, Valentin Ogris, Oliver Haller, Marc Potak, Robert Reifer, Christoph Schobesberger, Ines Selbmann, Arne Fiedler, Carl Pirbil, Emanuel Kastner, Nadja Engel, Till Sennhenn, Christine Weingartner, Eva Lorenzo, Alexander Tschernek, Mira Beham, Falk Rockstroh, Knut Berger, Dirk Reichert, Andi Pilarczyk, Mario Janisch, Kamal Mahfouzi, Sven Markholz, Steffi Hiller, Rita Reisgies, Halka Helbert, Janis Hohlfeld, Heidi Wegner, Arne Führmann, Eva-Maria Kurz, Inga R. Kammerer, Michael Krause, Angela Hobrig, Mandarino Öge, Claudia Kirchhoff, Gudrun Gundelach, Olaf Burmeister, Matthias Ruppelt, Verena Schonlau, Sarah Kuttner, Ines Rotholz, Camila Neumann, Violetta Ofipowicz, Ulrich Jackwitz, Torge Kirchhoff, Thorsten Feller, Hans Weingartner, Luisa Butzasi, Ilona Ottenbreit, Hinderk Emrich, Charlotte Crome, Lutz Herkenrath, Susanne Knoll, Gesa Badenhorst, Bernd Weikert, Islam Ben Arfa, Natalie Efa, René Engel, Stefan Gerstenberg, Johannes Halonen, Jana Honczek, Walter Hötte, Sebastian Hufnagel, Stephan Isegrei, Yulia Kremcheeva, Andreas Lust, Frank Muche, Alexander Müller, Katja Nieter, Nicole Pilzecker, Jörg Purschke, Toshko Savov, Ines Scherzer, Rosalie Schulz, Andreas Schumacher, Henrietta Schwarzkopf, René Stelter, Andre Stockhausen y Daniela Trittner.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de San Sebastián

    Sinopsis

    El productor de televisión Rainer (Moritz Bleibtreu) es un hombre de éxito que lo tiene todo: un sueldo estupendo, un lujoso ático, un coche espectacular y una novia más espectacular todavía. A sus treinta y tantos años ha llegado a la cima de su profesión creando unos programas de televisión de lo más vulgar y estúpido. Es el productor y creador del reality de más audiencia, pero también el más impresentable de la televisión alemana. Su último triunfo ha sido un concurso en el que un hombre podía conseguir el premio de ser padre de un niño, si su espermatozoide ganaba una carrera microscópica para fecundar un óvulo. Es cocainómano y lleva una vida acelerada hasta que Pegah (Elsa Schulz Gambard), una misteriosa mujer, embiste a toda velocidad el coche de Rainer. El accidente le envía al hospital. A la salida decide cambiar y hacer un informativo de denuncia sobre manipulaciones. un sesudo magazín de actualidad para la franja horaria estelar de su emisora. Es un fracaso y las audiencias caen bajo mínimos, lo que ocasiona que, inmediatamente sea retirado de la parrilla. Este hombre empezará a investigar cómo se miden las audiencias en televisión, que mantiene en los más altos puestos a programas que son un insulto para la inteligencia, pensando que hay algo que va mal. Aunque se da cuenta que no hay trampa, también descubre que se puede manipular la medición de audiencias, al conseguir el listado de las pocas personas que tienen en sus domicilios el aparato que indica el programa que están viendo. Iniciará así, con la colaboración de una joven y de un grupo de marginados sociales, una revolución para cambiar, sin que la empresa que mide las audiencias, lo note, los índices de los programas más vistos: Empezarán a triunfar documentales y películas en blanco y negro y a desplomarse los realitys.

    Comentario

    Una coproducción germano austrica dirigida por el neocirujano de profesión, Hans Weingartner ("Los educadores"). La película es una crítica radical al mundo de la telebasura con una tesis muy clara: Si las cadenas, en vez de realitys para subnormales y concursos alienantes, programasen debates, documentales y buenas películas, el espectador se engancharía igual y la gente sería más feliz. La película sigue la línea de "Los educadores". Si en aquella era unos jóvenes que trataban de socavar los cimientos sociales invadiendo las mansiones de los ricos, aquí hacen lo mismo a gran escala, manipulando los índices de las audiencias televisivas.