UN FELIZ ACONTECIMIENTO (2011)

    14
    Titulo original: Un heureux événement
    Año: 2011
    País: Francia
    Duración: 107 min.
    Dirección: Rémi Bezançon
    Guión: Rémi Bezançon y Vanessa Portal, basado en la novela Eliette Abecassis.
    Música: Sinclair.

    Intérpretes

    Louis Bourgoin, Pio Marmaï, Josiane Balasko, Thierry Frémont, Gabrielle Lazure, Firmine Richard, Anaïs Croze, Daphné Bürki, Lannick Gautry, Gérard Lubin, Nicole Valberg, Louis-Do de Lencquesaing, Ophélie Koering, Amélie Glenn, Patrick Spadrille, Dominique Baeyens, Michel Nabokoff, Aïssatou Diop, Fanny Hanciaux, Mélanie Vaysse, Annick Johnson, Laure Voglaire, Naïma Ostrowski, Myriam Akheddiou, Eric Larcin, Marcos Adamantiadis, Erika Sainte, Bruno Georis, Lou-Anne Bertrand, Moïra Halilbasic, Pascaline Hontens, Juliette Wery, Manoé Gilson, Emma De Craecker, Victoria Becker y Juliette Becker.

    Sinopsis

    Barbara (Louise Bourgoin), estudiante de filosofía, y Nicolas (Pio Marmaï), cajero de un supermercado, son dos jóvenes parisinos que deciden, de común acuerdo, tener un hijo, sin plantearse demasiado si están o no preparados para esta responsabilidad. Al principio la hinchazón, los subidones de hormonas y los arrebatos de líbido no ayudan a Barbara a enfocar de la manera más adecuada la tesis doctoral que está preparando. No le queda tiempo de acudir a los cursos de preparación al parto, por lo que la esta experiencia resulta horrible para ella, teniendo en cuenta además que el impresionable y torpe Nicolas no le resulta de ninguna ayuda. Por si fuera poco, éste encuentra un empleo en una empresa más grande, pero llega demasiado cansado cada día a casa como para relevar a su pareja. Lo que, unido a que cada vez se siente menos deseada, va arrastrando a Barbara cada vez más hacia una depresión post parto.

    Comentario

    Una visión íntima de una maternidad sincera y sin tabúes que firma Rémi Bezançon (“El primer día del resto de mi vida”), que adapta una novela autobiográfica de Éliette Abéscassis que desarrolla la diferencia entre el habitual discurso en torno a la maternidad y su proipia experiencia, que resultó bastante diferente. El director buscó la ayuda de su pareja, la guionista Vanessa Portal, para desarrollar la adaptación del libro, que bascula de la comedia al drama. La película está dividida en dos partes muy diferencias que vienen dadas por el distinto tratamiento fotográfico: la primera una especie de descripción del sueño del amor perfecto y la segunda con el brutal choque con la realidad, cuando los problemas del día a día para sacar adelante al bebé se apodera de todo.