UN DÍA DE FURIA (1993)

    Titulo original: Falling Down
    Año: 1993
    País: EE.UU. - Francia
    Duración: 108 min.
    Dirección: Joel Schumacher
    Guión: Ebbe Roe Smith
    Música: James Newton Howard.

    Intérpretes

    Michael Douglas, Robert Duvall, Barbara Hershey, Tuesday Weld, Rachel Ticotin, Frederic Forrest, Lois Smith, Joey Hope Singer, Ebbe Roe Smith, Raymond J. Barry y Karina Arroyave.

    Premios

    Seleccionada para la competición del Festival de Cine de Cannes

    Sinopsis

    Los Ángeles, California, en la mañana del día más caluroso del año, cuando las autopistas están colapsadas. Soportar el intenso calor y la terrible presión de la gran ciudad puede provocar la ira de cualquier persona. Un ciudadano corriente llamado William «D-Fens» Foster (Michael Douglas), testarudo y algo dictatorial, se encuentra en una situación desesperada. Acaba de perder todo lo que tiene, le han despedido y su familia le ha abandonado. A lo largo del día su ira se va acumulando hasta que acaba descargando toda su furia contra la sociedad en la que está inmerso, convirtiéndose en un justiciero incontrolado. Foster sólo quiere regresar a casa, pero en vez de eso se dirige hacia una pesadilla urbana. Foster padece un desequilibrio mental que en circunstancias normales no se manifiesta. Hoy es el cumpleaños de su hija y quiere ir a visitarla a casa de su ex-esposa Beth (Barbara Hershey). Ella le ha dicho que no vaya, pero él quiere ir de todas formas. Se pone nervioso cuando queda atrapado en un atasco de tráfico. Abandona el coche y sigue andando. En el camino entra en un supermercado y el empleado no tiene cambio. Su tensión va en aumento, y un rato después enloquece. Entra en una armería y compra una ametralladora. Mientras tanto, un policía mayor, Prendergast (Robert Duvall), se retira del servicio a pesar suyo, porque su esposa se lo ha pedido. Por su parte, Foster arremete contra todo lo que encuentra a su paso en un momento de desesperación donde ya nada importa salvo llegar a su casa y reconciliarse con su familia. A pesar de ser su último día, y enterado de lo que está ocurriendo con Foster, Prendergast decide ir en su busca y hacerse cargo de la situación.

    Comentario

    Comparada en ocasiones con "Taxi Driver" debido a su retrato desmitificado de un importante núcleo urbano, "Un día de furia" cuenta la historia de un tipo al límite en un guión escrito por Ebbe Roe a partir de una noticia que leyó en los periódicos, sobre un conductor enloquecido que empezó a embestir con su camión a todos los coches que tenía delante. El personaje de D-Fens lo interpreta Michael Douglas, que se hace cargo de un difícil papel, acusado en su momento por las comunidades hispana y coreana, y por los veteranos de Vietnam, que consideraron al protagonista como un psicópata racista y fanático religioso. Douglas venía de protagonizar "Instinto básico", además de recibir un Oscar como mejor actor secundario por "Wall Street". De la dirección se hizo cargo Joel Schumacher ("Un toque de infidelidad", "Línea mortal", "Elegir un amor"), que describió la película como "el seguimiento del camino de un hombre hacia la locura, como efecto de la vida en una metrópolis moderna". Schumacher quiso completar el reparto con otros actores de primera línea, como Robert Duvall ("El padrino", "Días de trueno", "El mejor") en el papel del policía encargado de pararle los pies al protagonista; Barbara Hershey ("Un mundo aparte", "El ojo público"), como la ex-esposa de D-Fens; Tuesday Weld ("El rey del juego", "Nieve que quema") que interpreta a su ex-compañera; y Frederic Forrest ("La caja de música"), como el propietario de una tienda de artículos militares.