UN CADÁVER A LOS POSTRES

    Titulo original: Murder by Death
    Año: 1976
    País: EE.UU.
    Duración: 94 min.
    Dirección: Robert Moore
    Guión: Neil Simon.
    Música: Dave Grusin.

    Intérpretes

    Eileen Brennan, Peter Falk, Truman Capote, James Coco, Alec Guinness, Elsa Lanchester, David Niven, Peter Sellers, Maggie Smith, Nancy Walker, Estelle Winwood, James Cromwell y Richard Narita.

    Sinopsis

    El excéntrico multimillonario Lionel Twain (Truman Capote) invita a cenar a su castillo a los cinco de los mayores detectives de la historia: Sidney Wang (Peter Sellers) de China, Dick Charleston (David Niven) y señora, Dora (Maggie Smith,), de Nueva York, Jessica Marbles (Elsa Lanchester) de Inglaterra, Milo Perrier (James Coco) de Bélgica y Sam Diamond (Peter Falk) de San Francisco. Son recibidos por Jamesir Bensonmum (Alec Guinness) un mayordomo ciego encargado de los quehaceres de la mansión. Durante la cena Twain, el anfitrión, les explica el motivo de la convocatoria: a medianoche se producirá un asesinato y, Twain, les desafía a que lo resuelvan. Aquel que lo resuelva se llevará un millón de dólares.

    Comentario

    Robert Moore (La gata sobre el tejado de zinc. Un detective barato. Capítulo dos...) dirige una comedia policiaca en la que lo que empieza como una parodia de las películas de misterio acaba en una ingeniosa y brillante reflexión sobre el género. Un cadáver a los postres, con guión de Neil Simon (La extraña pareja, California Suite, La pareja chiflada), presenta a unos personajes en los que se reconoce fácilmente a los más famosos y mejores detectives de todos los tiempos, creados por la literatura, tales como Hércules Poirot, Philip Marlowe, Sam Spade, Miss Marple o Charlie Chan, que en Un cadáver a los postres se llaman: Milo Perrot, Sam Diamond (un híbrido de Philip Marlowe y Sam Spade); Miss Marbles y Sidney Wang.