UN ATRACO DE IDA Y VUELTA

    Titulo original: Un atraco de ida y vuelta / Uno Scacco tutto matto
    Año: 1969
    País: España - Italia
    Duración: 89 min.
    Dirección: Robert Fiz
    Guión: Robert Fiz, Massimiliano Capriccoli, Ennio de Concini, José Gutiérrez Maesso, Leonardo Martín, Juan Cesarabea, Tito Carpi, Ennio De Concini y Luciano Martino, a partir de un argumento de Massimiliano Capriccioli y Robert Fiz.
    Música: Miguel Asins Arbó. Tema musical: Parigi mia, interpretado por Jacqueline Dulac.

    Intérpretes

    Edward G. Robinson, Maria Grazzia Buccella, Manuel Zarzo, Jorge Rigaud, Adolfo Celi, José Bódalo, Loris Bazzochi y Terry Thomas,

    Sinopsis

    Al conocer Sir George Mac Dowell (Edward G. Robinson) a su sobrina y ver el gran parecido de ella con la secretaria del director de un importante Banco de la ciudad, decide ayudado por su mayordomo y otros amigos, un plan para apoderarse de una importante suma de dinero. Todo sale según lo previsto, pero, cuando a la salida del Banco, el que lleva el dinero es requerido por la mujer de un empleado, empiezan las complicaciones. La señora le hace entrar en un supermercado. Dentro, se pierde y decide quedarse con el botín. Los otros cómplices le persiguen. Afuera se encuentra con unos componentes de un partido político, que, confundiéndole, le hacen entrar en una cervecería y le piden que les hable. La cartera va de mano en mano hasta llegar a las de otro cómplice. Este, al tener cerca el dinero, piensa también quedarse con todo. Es perseguido por sus compañeros y logra huir en una camioneta, pero es atrapado. A su regreso a la finca, Mac Dowell se encuentra con la Policía, que ha sido avisada por los empleados del Banco. Para no ser descubierto decide reintegrar el dinero. Tras varias peripecias y apuros consiguen dejar el dinero en la caja fuerte del Banco. Cada cual vuelve a su casa, y Mac Dowell queda preparando otra nueva aventura.

    Comentario

    Al final de su vida el gran actor Edward G. Robinson intervino en varias coproducciones europeas, como esta hispano-italiana que recupera una fórmula muy visitada por el cine británico de los años cincuenta, la modalidad de atracos perfectos. El frustrado intento de asalto a la sucursal que la Banca Suiza tiene en Palma de Mallorca sirvió de pretexto a esta comedia de intriga que seguía fielmente el modelo implantado por Jules Dassin en Rififi. La película cuenta con un reparto plurinacional donde, además de Edward G. Robinson, aparecen los italianos Adolfo Celi y María Grazia Buccela, el británico Terry Thomas y los españoles Manolo Zarzo, Jorge Rigaud y José Bódalo.