UN ÁNGEL TUVO LA CULPA

    Titulo original: Un ángel tuvo la culpa
    Año: 1959
    País: España
    Duración: 96 min.
    Dirección: Luis Lucia.
    Guión: Jaime García Herranz, basado en la obra Milagro en la plaza del Progreso, de Joaquín Calvo Sotelo.
    Música: Antón García Abril.

    Intérpretes

    Emma Penella, José Luis Ozores, Roberto Camardiel, Amparo Rivelles, Adolfo Marsillach, Pilar Cansinos, Alfredo Mayo, Fernando Sancho, María Fernanda Ladrón de Guevara, Gerard Tichy, Margarita Lozano, José Luis López Vázquez, Jesús Tordesillas, María del Valle y Matilde Muñoz Sampedro.

    Sinopsis

    Claudio un buen hombre, cajero en la empresa en que trabaja desde hace más de veinte años, por una circunstancia fortuita, llega cuando el Banco ha cerrado y tiene que irse a su casa con la respetable cantidad de un millón de pesetas para hacer el depósito, extraoficialmente, por la tarde. Al salir de su casa para cumplimentar la orden, se le ocurre entrar en la farmacia vecina, donde se celebra el cumpleaños de su amigo el boticario. Allí le hacen beber, contra su costumbre, y pesca tal clase de borrachera que le da por repartir felicidad. Llevado de su natural bondad, dice que es un ángel el que le va señalando a los más necesitados, a los más menesterosos que se cruzan con él, y paquete a paquete de cien mil pesetas, distribuye el millón, incapaz de resistir la tentación de hacer este bien.. Mas tarde, al ir recuperando la conciencia de lo que ha hecho, al comprender que ha dispuesto indebidamente de un dinero que no le pertenece, se presenta en una Comisaría de Policía, confesando su falta. Por consejo del comisario, acuerdan informar a la radio, a la prensa, etcétera, de la acción de Claudio, pidiendo a través de estos medios informativos e invocando los buenos sentimientos del pueblo madrileño, para que los agraciados devuelvan el dinero, ya que de lo contrario, Claudio habrá de purgar en la cárcel su eufórica acción. En contra de lo que podía esperarse, el millón es devuelto en su totalidad, con un añadido de trescientas mil pesetas más.

    Comentario

    El mismo año en que descubrió a la estrella infantil Marisol en Un rayo de luz, el director Luis Lucía realizó esta comedia de reminiscencias caprianas sobre un buen hombre que debe ingresar en un banco un millón de pesetas que no le pertenece y ante el hecho de encontrar sus puertas cerradas termina repartiendo el dinero entre los más necesitados. Típico ejemplo del cine bienintencionado y moralizante de su autor, Es una película que se beneficia de la presencia del genial actor José Luis Ozores como protagonista.