UN ÁNGEL PASÓ POR BROOKLYN (1957)

    Titulo original: Un ángel pasó por Brooklyn / Un Angelo è sceso a Brooklyn
    Año: 1957
    País: España - Italia
    Duración: 90 min.
    Dirección: Ladislao Vajda
    Guión: Ottavio Alessi, István Békeffy, Ugo Guerra, Gian Luigi Rondi, José Santugini y Ladislao Vajda, a partir de un argumento de István Békeffy.
    Música: Bruno Canfora. Tema musical: "Un angelo é sceso a Brooklyn".

    Intérpretes

    Peter Ustinov, Pablito Calvo, Aroldo Tieri, Silvia Marco, Maurizio Arena, Isabel de Pomés, José Marco Davó, Franca Tamantini, Carlos Casaravilla, Dolores Bremón, Renato Chiantoni, Juan de Landa, Julia Caba Alba, Luis Sánchez Polack, Joaquín Portillo Top, Gianna Fierro, Alicia Altabella, Carlo Pisacane, Ferdinando Rubino, Romeo De Pisco Po y José Isbert.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de Venecia.

    Sinopsis

    Barrio neoyorquino de Brooklyn. Entre los emigrantes italianos que, aferrados aún a las costumbres de su país natal, viven modestamente en un caserón en el que habita también el abogado Bossi (Peter Ustinov), propietario de la finca, hombre que por su carácter violento y despiadado se ha granjeado el odio de cuantos le conocen. Pretende además que su secretario se comporte a su imagen y semejanza. Cuando alguien llama a su puerta para pedirle algún favor, Bossi ahuyenta al inoportuno visitante imitando el ladrido de un perro furioso. Una pobre anciana le maldice un día a que ladre toda su vida hasta que encuentre a alguien que le quiera. La maldición se cumple y Bossi se convierte en un perro callejero, hambriento y tan feo que nadie le quiere. Comienza así una vida de tristeza, despreciado por todos, huyendo siempre de todas partes, como sus antiguas víctimas. Por fin un día encuentra a un niño llamado Filippo (Pablito Calvo), que se compadece de él por completo. Mientras, los habitantes del inmueble, sorprendidos con la desaparición de Bossi, parecen respirar más tranquilos, sin la premura de pagar unas deudas con un dinero que no poseen, con la complicidad del secretario de Bossi, que desconociendo lo sucedido con su jefe, se dedica a ayudar a los vecinos. Mientras, el perro y el niño se hacen amigos. Una tarde Filippo es atacado por una pandilla de chicos mayores y el perro le salva. Filippo, emocionado y agradecido, le besa cariñosamente. Se ha cumplido el plazo de la maldición y Bossi vuelve a su primitivo estado como humano, pero ahora su comportamiento será el opuesto al que había tenido con sus inquilinos.

    Comentario

    El gran éxito alcanzado por "Marcelino pan y vino" y, en menor medida, por "Mi tío Jacinto", convirtieron a Pablito Calvo en la estrella infantil más rentable del cine español de los cincuenta. La película es una fábula moralizante sobre un codicioso casero del Brooklyn neoyorquino que acosa constantemente a sus inquilinos para que le paguen el alquiler. La película revela la excelente dirección de Vajda (que tuvo que situar el filme en Nueva York porque la censura le impidió que un casero tan malvado viviese en España). El gran Peter Ustinov lleva a cabo una excelente interpretación formando un excelente dúo con Pablito Calvo. A destacar también unos estupendos decorados, construidos en los madrileños estudios Chamartín y que reproducen fielmente y hasta el menor detalle un trozo del Brooklyn de la época.