UMBERTO D (1952)

    Titulo original: Umberto D
    Año: 1952
    País: Italia
    Duración: 91 min.
    Dirección: Vittorio de Sica
    Guión: Vittorio de Sica y Césare Zavatini según una historia de éste último.
    Música: Alessaandro Cicognini.

    Intérpretes

    Carlo Battisti, Maria-Pia Casilio, Lina Gennari, Ileana Simova, Elena Rea, Memmo Carotenuto, Alberto Albani Barbieri y Lamberto Maggiorani.

    Premios

    Nominada al Oscar al Mejor Guión. Seleccionada para el Festival Internacional de Cine de Cannes.

    Sinopsis

    Umberto Domenico Ferrari (Carlo Battisti) es un hombre mayor y solitario que atraviesa grandes apuros económicos. Recibe una miserable pensión como funcionario, tras haber estado impartiendo clases toda su vida, y junto a otras personas desesperadas por no alcanzar para vivir con lo que reciben, participa en una manifestación de protesta que es dispersada por la policía. Umberto D malvive en una miserable habitación amueblada que alquila a una propietaria cada vez más intratable. Mantiene una amistad con la joven criada de la casa, una campesina emigrada que hace todo el trabajo doméstico, embarazada de un militar del que ella ignora su identidad. Acompañado de su perro Flac, Umberto pasa el tiempo tratando de reunir un poco de dinero para poder pagar los meses de retraso en el alquiler de la habitación que le reclama su casera. Vende su reloj, sus libros, incluso un día trata de mendigar. Sus antiguos amigos, indiferentes ante su situación y más preocupados por sus propios problemas, no le proporcionan ayuda de ningún tipo. Desesperado y sin ver salida a su situación, decide suicidarse. Al principio opta por arrojarse al paso de un tren. Se coloca entre los raíles esperando que pase un tren que le tropeye, pero su perro Flac le acabará salvando la vida. En un parque público, unos niños juegan inocentes y aparentemente felices. Umberto intentará jugar con su perro.

    Comentario

    Una de las obras maestras del neorrealismo italiano, que firman sus dos grandes artífices, el director Vittorio de Sica y el guionista Césare Zavatini. El protagonista, Umberto D (La D significa lo anónimo del personaje, cabiendo recordar que el padre de Vittorio de Sica se llamaba Umberto) es un modesto funcionario que ve como todo se le viene encima cuando, incapaz de pagar el alquiler, es expulsado de la habitación donde vivía por la casera del inmueble y que, hundido en la desesperación, decide suicidarse. Para el personaje no se busco a ningún actor profesional sino que su intérprete, Carlo Battisti, era un profesor de filosofía de Florencia.