TRES COLORES: AZUL (1993)

    Titulo original: Trois couleurs: Bleu.
    Año: 1993 (Reposición)
    País: Francia - Suiza - Polonia
    Duración: 94 min.
    Dirección: Krzysztof Kieslowski.
    Guión: Krzysztof Piesiewicz y Krzysztof Kieslowski, con la colaboración de Agnieszka Holland, Edward Zebrowski y Slawomir Idziak.
    Música: Zbigniew Preisner

    Intérpretes

    Florence Pernel, Juliette Binoche, Benoît Régent, Charlotte Véry, Hélène Vincent

    Premios

    Nominada al Globo de Oro en las categorías de Mejor Película en Lengua Extranjera, Mejor Película, Mejor Dramática Actriz Prontagonista (Juliette Binoche) y Mejor Música Original. Ganadora del Premio César de la Academia de Cine Francés en las categorías de: Mejor Actriz (Juliette Binoche), Mejor Montaje y Mejor Sonido. Nominada al César de Mejor Película, Mejor Director, Mejor Música Original, Mejor Guión, Y Mejor Actriz Revelación (Florence Pernel)
    Premio Goya de la Academia de Cine Español a la Mejor Película Europea.
    Ganadora de la Osella de Oro del Festival Internacional de Venecia a la Mejor Fotografía. Ganadora de la Copa Volpi del Festival Internacional de Venecia a la Mejor Actriz (Juliette Binoche)

    Sinopsis

    Julie (Juliette Binoche) pierde en un accidente de automóvil a Patrice, su marido, un gran compositor, y a su pequeña hija Anna. Julie comienza una nueva vida, anónima, independiente, alejándose de todo lo que antes tenía en abundancia. Un periodista especializado en música sospecha que Julie es la autora de la obra de su marido. Julie lo niega, puede que demasiado categóricamente. Olivier (Benoît Régent), el joven ayudante de Patrice, enamorado desde hace tiempo de Julie, para sacarla de su aislamiento decide terminar el Concierto para Europa, obra inacabada a causa de la muerte del compositor. Paso a paso acompañamos a Julie en sus esfuerzos para evitar las trampas que amenazan su libertad.

    Comentario

    El primer capítulo de la famosa trilogía sobre los colores de la bandera francesa, autentico testamento del director polaco Krzysztof Kieslowki. El azul, dentro de la Libertad, Igualdad y Fraternidad francesa, corresponde a la libertad. Pero Kieslowski era un moralista y no un revolucionario y la película indaga sobre el concepto de libertad individual y la irrupción del azar en el destino de los seres humanos. La acción presenta a una mujer que pierde a su marido, un famoso compositor y a su hija, en un accidente de coche. Desesperada, rompe con su pasado, buscando una vida anónima, independiente y libre, pero un colaborador de su marido se empeña en publicar una obra inacabada. El director narra la historia a base de luces y sombras, sin explicar nada demasiado y jugando con una fotografía dominada por el color de la película, que firma Slawomir Idziak. Juliette Binoche hace un trabajo magistral, sabiendo desarrollar un personaje con una poderosa vida interior, incluso en los momentos más dolorosos para ella. A destacar también la espléndida banda sonora del polaco Zbigniev Preisner. En el Festival de Venecia obtuvo el León de Oro, y Juliette Binoche el premio de interpretación femenina.