TÓMBOLA

    122
    Titulo original: Tómbola
    Año: 1962
    País: España
    Duración: 86 min.
    Dirección: Luis Lucia
    Guión: Luis Lucia y José Luis Colina
    Música: Augusto Algueró. Temas musicales interpretados por Marisol.

    Intérpretes

    Marisol, Rafael Alonso, Roberto Camardiel, Enrique Ávila, José Marco Davó, Guillermo Marín, Joëlle Rivero, José María Caffarel, Mercedes Borqué, Francisco Bernal, José Orjas, Beni Deus, Pilar Gómez Ferrer, Goyo Lebrero, Rafaela Aparicio, Josefina Serratosa, José Sepúlveda, José María Labernié, José Moratalla, José María Tasso, Francisco Camoiras, Manuel Guitián, Alicia Altabella, Lorenzo Robledo, Santiago Ontañón y María Luisa Villasante.

    Sinopsis

    Por mucho que los demás se empeñen en lo contrario, la vida es, para Marisol (Marisol), una emocionante y sabia combinación de fantasía y realidad. Y los demás son las personas «formales», como su tío y tutor, don Pablo (Guillermo Marín), sus profesoras y sus mismas compañeras de colegio, que solo creen en la prosaica realidad de cada día, pero a quienes, no obstante, Marisol consigue embarcar con frecuencia en sus desbordantes invenciones. Pero después de sus diabluras en el Liceo Studio, ya nadie la cree. Por eso, cuando durante una visita de su clase al Museo del Prado, tres hombres disfrazados de frailes roban la valiosa pintura “La Madona de las Rosas”, sustituyéndola por una copia, ante los sorprendidos ojos de Marisol, nadie la cree cuando ella lo dice. El cuadro está asegurado por la Sociedad Hispalense de Seguros, de la que don Pablo es el presidente. Marisol logrará entrar en contacto con los tres ladrones, Pepe (Rafael Alonso), un artista de circo, Batacazo (Roberto Camardiel), un ex picador de toros, y Mario (Enrique Ávila), un ex boxeador sonado, que trabajan para un desconocido coleccionista extranjero. Marisol logra convencerles de que se arrepientan de su acción y devuelva lo robado a través del anciano párroco don Lorenzo (José Marco Davó).

    Comentario

    Tras los buenos resultados obtenidos con “Un rayo de luz” y “Ha llegado un ángel”, Luis Lucia volvió a contar con los servicios de la entonces niña prodigio Marisol (que entonces ya tenía 14 años, aunque en la pantalla aparece con menos edad) en una comedia que, como las anteriores, volvía a apoyarse en una historia de corte sentimental que permitía la incorporación de canciones, una fórmula narrativa que seguía los mismos pasos de la desarrollada por Antonio del Amo para las películas protagonizadas por Joselito y que sería nuevamente utilizada por Lucia en sus posteriores trabajos con Rocío Dúrcal y Ana Belén.