TODOS A UNA (2018)

    21
    Titulo original: Chacun pour tous
    Año: 2018
    País: Francia
    Duración: 94 min.
    Dirección: Vianney Lebasque
    Guión: Vianney Lebasque, Frank Bellocq y Victor Rodenbach
    Música: Thomas De Pourquery, Bastien Burger y Audrey Ismael

    Intérpretes

    Ahmed Sylla, Jean-Pierre Darroussin, Olivier Barthélémy, Camélia Jordana, Vincent Chalambert, Clément Langlais, Estéban, Jérémie de Nicola, Thomas De Pourquery, Walid Ben Mabrouk, Nina Simonpoli-Barthelemy, Delphine Chuillot, Frank Bellocq, Nicole Kirby, Liza Paturel, Dominic Gould, Florian Spitzer, Johanna Genet, Laurent Desponds, Denis Lefrançois, Doreen Chaussadas, Joaquim Tivoukou, Julien Desjardin, Emma Skowronek, Ilias El Mouzil, Anthony Colard, Mourad Ladli, Héléna Bortone, Jill Gagé, Fabien Tucci, Karima Mouchrik, Hassen Ben Abdelkrim, Amina Ennseiri, Romain Rouet, Baptiste Masetti, Philypa Phoenix, Alice Hall, Paulo Azevedo, Zuriel De Peslouan, Sergio Santos, Peter Huc, Jean-Marc Desmond, Chris Ellis, Audrey Ismael, Bastien Burger, Tomas Silva, Hervé Allaire, Liam Engle, Christian Miegakanda y Malena Perrot

    Sinopsis

    Martin (Jean-Pierre Darroussin), entrenador del equipo francés de jugadores de baloncesto con discapacidad mental, se encuentra en crisis. En plena preparación para los Juegos Paralímpicos de Sídney, sus mejores jugadores lo abandonan. Negándose a perder el subsidio que recibe su federación, decide hacer trampa para participar en la competición a toda costa. Completa su plantilla con jugadores sin discapacidad, como Stan (Ahmed Sylla) y Pippo (Olivier Barthélémy): ambos unos holgazanes en la treintena. Incluso Julia (Camélia Jordana), la psicóloga de la federación, no se da cuenta del engaño. Mientras vuela a Sídney, Martin está muy lejos de imaginar la explosiva mezcla que acababa de crear.

    Comentario

    Un drama agridulce con mensaje sobre falsos discapacitados basado en hechos reales, dirigido por Vianney Lebasque y protagonizada por Ahmed Sylla, Jean-Pierre Darroussin, Olivier Barthélémy y Camélia Jordana. Para no perder la subvención de la federación, un entrenador forma un equipo de baloncesto con falsos deficientes mentales, y así poder participar en los juegos paraolímpicos de Sidney en el año 2000. Siete parados desencantados y dos verdaderos jugadores minusválidos es el equipo que vuela para Australia.