TIERRAS DE PENUMBRA

    Titulo original: Shadowlands
    Año: 1993
    País: Gran Bretaña
    Duración: 127 min.
    Dirección: Richard Attenborough
    Guión: William Nicholson, basado en su propia obra de teatro.
    Música: George Fenton.

    Intérpretes

    Anthony Hopkins, Debra Winger, Julian Fellowes, Roddy Maude-Roxey, Michael Denison, Andrew Seear, Tim McMullan, John Wood, Andrew Hawkins, Peter Howell, Edward Hardwicke, Robert Flemyng, James Frain, Toby Whithouse, Daniel Goode, Scott Handy, Charles Simon, Giles Oldershaw, Simon Cowell-Parker, Roger Ashton-Griffiths, Pat Keen, Carol Passmore, Howard Lew Lewis, Joseph Mazzello, John Quentin, Alan Talbot, Leigh Burton-Gill, Cameron Burton-Gill, Chandler Burton-Gill, Kendall Burton-Gill, Christina Burton-Gill, Sylvia Barter, James Watt, Pauline Melville, Sophie Stanton, Ysobel Gonzalez, Ninka Scott, Walter Sparrow, Gerald Sim, Terry Rowley, Norman Bird, Peter Firth, Abigail Hopkins, Julian Firth, Karen Lewis, Matthew Delamere, JB Blanc, Roger Morrison y Trevor Payne.

    Premios

    Nominada al Oscar al Mejor Guión Adaptado y a la Mejor Interpretación Femenina (Debra Winger) Premio Bafta de la Academia de Cine Británico al Mejor Actor Principal (Anthony Hopkins) y Premio Alexander Korda a la Mejor Película. Nominada al Bafta en las categorías de Mejor Película, Mejor Actriz Principal (Debra Winger) y Mejor Guión Adaptado. Nominado al Bafta David Lean al Mejor Director.

    Sinopsis

    C.S. Lewis (Anthony Hopkins), profesor de literatura de Oxford, es también un escritor de gran reputación. Soltero, vive de forma casi monacal, en compañía de su hermano, totalmente desconectado de la vida real, encerrado en su mundo docente y de libros, organizando su vida privada para que nadie pueda tocarla. Un día irrumpe en su vida Joy Gresham (Debra Winger), una impetuosa poetisa estadounidense admiradora suya que, de viaje por Inglaterra y tras varios años de relación epistolar con él, desea fervientemente conocerle en persona. Entre ambos y pese a la diferencia de edad y a sus caracteres diametralmente opuestos, surge una fortísima atracción intelectual que se va trasformando en algo mucho más profundo. Al año siguiente, tras divorciarse de su marido alcohólico, Joy se instala definitivamente en Inglaterra con su hijo. Desde ese momento, el trato entre Joy y Lewis se intensifica, siempre dentro de los límites de una amistad estrictamente intelectual. Pero a Joy la diagnostican un grave cáncer óseo. Entonces Lewis acepta un singular matrimonio civil de conveniencia para que Joy pueda obtener la nacionalidad británica. Poco a poco, el sesudo y solterón profesor de Oxford se da cuenta de que siente por Joy verdadero amor. Y así, tiene lugar la boda canónica anglicana en la habitación del hospital donde estaba ingresada. Joy se recupera momentáneamente y vive en la casa de Lewis en Oxford. Son los años más felices de la vida de ambos. Pero al poco tiempo, Joy vuelve a recaer y, finalmente, muere meses después.

    Comentario

    Richard Attenborough (“Un puente lejano”, “Ghandi”, “Grita libertad”, “Chaplin”, “Búho Gris”) realiza una hermosa y triste historia de amor, y uno de los relatos cinematográficos más intensos, sutiles y conmovedores de la década de los 90. “Tierras de penumbra”, basada en la biografía del escritor irlandés Clive Staples Lewis (autor de “Las crónicas de Narnia” y del ensayo “Una pena en observación”, que dio origen a la película). “Tierras de penumbra”, que consiguió dos nominaciones al Oscar: Mejor Interpretación Femenina (Debra Winger) y Mejor Guión Adaptado (William Nicholson, a partir de un trabajo suyo para la televisión británica, más tarde convertido en obra de teatro), con guión lleno de matices y frases memorables que nos hace ver que nunca dejamos de ser niños. El filme narra el encuentro amoroso del literato (un magistral Anthony Hopkins) con la poetisa estadounidense Joy Gresham, 17 años menor que él. Ante la vitalidad de ella, C.S. Lewis se refugia en el autismo académico. Richard Attenborough lleva a cabo una primorosa puesta en escena, de ritmo apacible, que permite una sólida definición de caracteres y ambientes.