TIERNO VERANO DE LUJURIAS Y AZOTEAS

    Titulo original: Tierno verano de lujurias y azoteas
    Año: 1992
    País: España
    Duración: 90 min.
    Dirección: Jaime Chávarri
    Guión: Lola Salvador y Jaime Chávarri, inspirado en la novela de Pablo Sorozábal La última palabra.
    Música: Alejandro Massó.

    Intérpretes

    Gabino Diego, Marisa Paredes, Imanol Arias, Ana Alvarez, Laura Bayonas, Clara Sanchís y Sara Sanders.

    Sinopsis

    Pablo (Gabino Diego), joven iconoclasta, viajero de la imaginación, diletante de todas las artes y ninguna, enamorado de todos los imposibles, recién llegado de Rusia, se propone, con el único patrimonio que posee, la palabra, acercarse y fascinar al último familiar que le queda, su prima Olga (Marisa Paredes), una espléndida actriz que vive las mieles de la madurez y el éxito. Los disparatados y lujuriosos relatos de Pablo, unas veces convertido en Pavl, un melancólico y delirante adolescente que se enfrenta a su primera experiencia amorosa con la lánguida pero atlética Oscura (Ana Alvarez), en el competitivo mundo de la gimnasia rítmica de la entonces fulgurante Unión Soviética, en los bosques de Oddesa… Otras veces convertido en Paul, un aturdido músico, atrapado en París por los discursos aberrantes de una intelectualidad decadente que reflexiona sobre la perversidad y la inocencia de la bella y distante Laura (Laura Bayonas), son narrados por esta especie de Cyrano apasionado e inexperto, en un lenguaje no vivido, sino aprendido de los libros de los mayores. Estos son escuchados por Olga primero con escepticismo y humor e inmediatamente después con cálida avidez. Esta curiosa técnica de seducción tiene lugar durante un verano, mientras Olga ensaya con Doria (Imanol Arias), su sólido, encantador e irrenunciable amante, el texto shakesperiano de El sueño de una noche de verano. Los primos irán prendiéndose en el embrujo de la palabra, descubriendo los gloriosos triunfos e inevitables derrotas de la fantasía y los sentimientos, reconociéndose y queriéndose, no tanto en su relación personal y familiar, sino, sobre todo, a través de la creación y la imaginación.

    Comentario

    Una comedia de Jaime Chávarri (Camarón) de un suave tono erótico que toca un tema bastante habitual en el cine moderno: el del jovencito empeñado en seducir a una mujer mayor que le puede doblar la edad. La novedosa visión que ofrece esta película, rodada en pleno Madrid de los Austrias, en la Plaza de la Paja y aledaños, es que las armas que utiliza el joven protagonista para lograr su misión son únicamente su verborrea y su imaginación.