TIEMPO DE MATAR

    Titulo original: A time to kill
    Año: 1996
    País: EE.UU.
    Duración: 149 min.
    Dirección: Joel Schumacher
    Guión: Akiva Goldsman, basado en la novela de A time to kill, de John Grisham.
    Música: Elliot Goldenthal. Temas musicales: Take My Hand Precious Lord, interpretado por The Jones Sisters; Ain't Got Time To Die; Slippin' Through The Oaks, interpretado por Jesse Johnson; Ritz, interpretado por Jesse Johnson; Antebellum, interpretado por Jesse Johnson; Marilee, interpretado por Jesse Johnson; y Take My Hand Precious Lord, interpretado por Christ Memorial Church Choir/Andraé Crouch Singers.

    Intérpretes

    Sandra Bullock, Matthew McConaughey, Samuel L. Jackson, Kevin Spacey, Donald Sutherland, Oliver Platt, Charles S. Dutton, Brenda Fricker, Kiefer Sutherland, Patrick McGoohan, Ashley Judd, Tonea Stewart, Rae'Ven Larrymore Kelly, Darrin Mitchell, LaConte McGrew, Devin Lloyd, John Diehl, Chris Cooper, Nicky Katt, Doug Hutchison y Kurtwood Smith.

    Sinopsis

    En una tranquila localidad sureña de Mississippi dos jóvenes borrachos violan salvajemente a una niña negra de 10 años. La mayoría blanca de la ciudad se muestra horrorizada ante tan atroz crimen, hasta que Carl Lee Hailey (Samuel L. Jackson), el padre de Tonya (Rae’Ven Larrymore Kelly), armado con un rifle de asalto, decide tomarse la justicia por su cuenta y mata a los violadores de su hija. Durante diez días, mientras la tensión va creciendo y reaparecen en las calles de Clanton las cruces ardiendo del Ku Klux Klan. Jake Tyler Brigance (Matthew McConaughey), un joven abogado blanco, hará todo lo posible para salvar la vida de Carl Lee, mientras trata de no perder la suya.

    Comentario

    Una adaptación de una novela de John Grisham, que una vez más toca el tema de los abogados. Se podría definir como un thriller legal en torno a un hombre de color acusado de matar a los que violaron a su hija. La acción tiene lugar en el sur del Mississippi, un lugar dónde más enfrentamientos suceden entre las comunidades blanca y negra. Es la película que consagró a Matthew McConaughey, por entonces todavía conocido como el doble joven de Paul Newman, y que aquí interpreta a un entusiasta y poco experimentado abogado defensor de las causas perdidas. En un personaje secundario aparece la hoy superconsagrada Ashley Judd.