THE SQUARE (2017)

    13
    Titulo original: The Square
    Año: 2017
    País: Suecia – Alemania – Dinamarca – Francia – EE.UU.
    Duración: 142 min.
    Dirección: Ruben Östlund
    Guión: Ruben Östlund

    Intérpretes

    Claes Bang, Elisabeth Moss, Dominic West, Terry Notary, Christopher Læssø, Marina Schiptjenko, Elijandro Edouard, Daniel Hallberg, Martin Sööder, Sofie Hamilton, Linda Anborg, Emelie Beckius, Peter Diaz, Sarah Giercksky, Kolya Hardy, Uri Levanon, Annica Liljeblad, Jan Lindwall, Lilianne Mardon, Bo Melin, Iman Mirbioki, John Nordling, Mikael Olsson, Marga Pettersson, Clemens Poellinger, Julia Sporre, Lise Stephenson Engstrom, Madeleine Barwén Trollvik, Henric Wassberg y Denise Wessman

    Premios

    Palma de Oro a la Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Cannes. Seleccionada para la sección Zabaltegi del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

    Sinopsis

    Christian (Claes Bang) es un padre divorciado que disfruta dedicando su tiempo a sus dos hijas, es un valorado programador de un museo de arte contemporáneo y es de esa clase de personas que conducen un coche eléctrico y respaldan las grandes causas humanitarias. Está preparando su próxima exposición, titulada “The Square”, en torno a una instalación que incita a los visitantes al altruismo y les recuerda sus deberes respecto a sus semejantes. Pero cuando a Christian le roban su teléfono móvil, su reacción no le deja precisamente en buen lugar.

    Comentario

    El sueco Ruben Östlund (“Fuerza Mayor”) dirige una película repleta de escenas hilarantes que empuja a los burgueses, bohemios y demás acomodados de nuestra sociedad occidental hasta el enfrentamiento de las paradojas más crueles y grotescas de su individualismo gregario. Una reflexión sobre el altruismo y la pérdida de los valores en forma de comedia dramática ácida. Ruben Östlund es uno de esos cineastas que no dudan en golpear allí donde más duele y desde sus inicios demuestra un placer no disimulado en caricaturizar la pérdida progresiva de los valores morales que antiguamente regían nuestras sociedades. Por este motivo, el cineasta disfruta colocando a sus personajes en situaciones en las que nunca habrían imaginado encontrarse, en un enfoque que bordea la experiencia sociológica.