THE ROCKY HORROR PICTURE SHOW

    Titulo original: The Rocky Horror Picture Show
    Año: 1975
    País: EE.UU.
    Duración: 105 min.
    Dirección: Jim Sharman
    Guión: Jim Sharman y Richard O’Brien, basado en la obra de teatro de este último.
    Música: Richard Hartley y Richard O’Brian. Temas musicales: Dammit Janet, interpretado por Barry Bostwick y Susan Sarandon, Over At The Frankenstein Place, interpretado por Barry Bostwick, Susan Sarandon y Richard O'Brien, The Time Warp, interpretado por Richard O'Brien, Nell Campbell (como Little Nell), Patricia Quinn y Charles Gray, Sweet Transvestite, interpretado por Tim Curry, I can Make You A Man, interpretado por Tim Curry, Touch-a, Touch-a, Touch Me, interpretado por Susan Sarandon, Patricia Quinn, and Nell Campbell (como Little Nell), Eddie, interpretado por Jonathan Adams, The Floor Show, interpretado por Barry Bostwick, Susan Sarandon, Nell Campbell (as Little Nell) y Peter Hinwood, Fanfare/Don't Dream It, interpretado por Tim Curry, Wild And Untamed Thing, interpretado por Tim Curry y Richard O'Brien, I'm Going Home, interpretado por Tim Curry, Super Heroes, interpretado por Barry Bostwick y Susan Sarandon, Science Fiction Double Feature Reprise, interpretado por Richard O'Brien, Whatever Happened to Saturday Night? aka Hot Petootie (bless my soul), interpretado por Meat Loaf, The Sword of Damocles, interpretado por Peter Hinwood, Planet Shmanet Janet, Rose Tint My World y I’m Going Home.

    Intérpretes

    Tim Curry, Susan Sarandon, Barry Bostwick, Richard O’Brien, Patricia Quinn, Little Nell, Jonathan Adams, Peter Hinwood, Meatloaf, Charles Gray, Jeremy Newson, Hilary Labow, Perry Bedden, Christopher Biggins, Gaye Brown, Ishaq Bux, Stephen Calcutt, Hugh Cecil, Imogen Claire, Tony Cowan, Sadie Corre, Fran Fullenwider, Lindsay Ingram y Peggy Ledger.

    Sinopsis

    La historia de una pareja de jóvenes de principios de los 60 envueltos y confundidos en la decadencia moral de los 70, representada en la persona de un médico loco llamado Frank N. Furter (Tim Curry), un travesti proveniente del planeta Transexual en la galaxia de Transilvania. Brad Majors (Barry Bostwicz) y su novia Janet Weiss (Susan Sarandon), de visita a un viejo profesor, tienen un problema con el coche por lo que acuden a la primera casa que encuentran, una mansión digna de Frankenstein donde el doctor Frank N.Furter se encuentra en medio de sus locos experimentos. Acaba de crear al hombre perfecto, un cachas al que acaba de bautizar con el nombre de Rocky Horror (Peter Hinwood) y al que piensa tener a su servicio en su lujurioso hogar presidido por un jorobado llamado Riff Raff (Richard O´Brien) y su incestuosa hermana Magenta (Patricia Quinn), ayudado por una bailarina de claqué conocida como Columbia (Little Nell). Aturdidos en este mundo, Brad y Janet no saben como reaccionar ante el fallido resultado de un experimento anterior, el anormal Eddie (Meatlove) atraviesa la pared del laboratorio con su saxofón. Frank pone fin a este tipo de interrupciones cuando precisamente llega al castillo el viejo profesor al que iban a visitar Brad y Janet, en busca de su sobrino Eddie, un joven delincuente. El doctor Scott (Jonathan Adams) sabe que Frank N. Furter es un extraterrestre y decide descubrirlo. Pero Frank es más rápido y seduce primero a Janet y poco después a Frank, convirtiéndolos en sus prisioneros a merced de su voluntad. Impresionada por su recién descubierta líbido, Janet ataca a Rocky Horror mientras Brad está acostado con Frank. Pero Riff Raff y Magenta deciden tomar el control del nuevo experimento que prepara Frank ya que incluso para ellos, su actitud resulta excesiva. Frank huye pero es alcanzado siendo expulsado al vacío intergaláctico. Brad, Janet y el doctor Scott son abandonados en la niebla buscando, sin conseguirlo, volver a adaptarse a la normalidad anterior a su paso por esa siniestra m

    Comentario

    Una película de culto, surgida de una pequeña obra de teatro experimental de un teatro de Londres que más tarde se convirtió en todo un fenómeno internacional. Desde hace 25 años se sigue proyectando sin descanso en cines de todo el mundo en unas sesiones que exigen una cierta parafernalia: ir disfrazado y participar de una proyección en la que pasan tantas cosas en la pantalla como fuera de ella. Es habitual lanzar arroz sobre los espectadores o soltar un murciélago en la sala.