THE READER (EL LECTOR)

    21
    Titulo original: The reader
    Año: 2008
    País: EE.UU. - Alemania
    Duración: 124 min.
    Dirección: Stephen Daldry
    Guión: David Hare, adaptación de la novela de Bernhard Schlink
    Música: Nico Muhly

    Intérpretes

    Kate Winslet, Ralph Fiennes, David Kross, Lena Olin, Bruno Ganz, Alexandra Maria Lara, Jeanette Hain, Susanne Lothar, Alissa Wilms, Florian Bartholomäi, Friederike Becht, Matthias Habich, Frieder Venus, Marie-Anne Fliegel, Hendrik Arnst, Rainer Sellien, Torsten Michaelis, Moritz Grove, Joachim Tomaschewsky, Barbara Philipp, Hans Hohlbein, Jürgen Tarrach, Kirsten Block, Vijessna Ferkic, Vanessa Berthold, Benjamin Trinks, Fritz Roth, Hannah Herzsprung, Jacqueline Macaulay, Volker Bruch, Karoline Herfurth, Max Mauff, Ludwig Blochberger, Jonas Jägermeyr, Alexander Kasprik, Burghart Klaußner, Sylvester Groth, Fabian Busch, Margarita Broich, Marie Gruber, Lena Lessing, Merelina Kendall, Hildegard Schroedter, Martin Brambach, Michael Schenk, Ava Eusepi-Harris, Nadja Engel, Anne-Kathrin Gummich, Carmen-Maja Antoni, Petra Hartung, Linda Bassett, Beata Lehmann, Heike Hanold-Lynch, Bettina Scheuritzel, Robin Lyn Gooch, Rich Odell y Sam Luca Scollin.

    Premios

    Oscar a la Mejor Actriz Protagonista (Kate Winslet). Nominada al Oscar a la Mejor Película, al Mejor Director, al Mejor Guión Adaptado y a la Mejor Fotografía.Globo de Oro a la Mejor Actriz Secundaria (Kate Winslet). Nominada al Globo de Oro a la Mejor Película Dramática, al Mejor Director y al Mejor Guión.
    Nominada al Premio BAFTA de la Academia de Cine Británico a la Mejor Actriz (Kate Winslet). Nominada al BAFTA a la Mejor Película, al Mejor Director, al Mejor Guión Adaptado y a la Mejor Fotografía.
    Presentada, fuera de concurso, en el Festival Internacional de Cine de Berlín.
    Premio Europeo del Cine a la Mejor Actriz (Kate Winslet)

    Sinopsis

    Alemania, poco después del fin de la guerra. Cuando cae enfermo en su camino a casa desde el colegio, Michael Berg (David Kross), un joven de 15 años, es rescatado por Hanna (Kate Winslet), una enigmática mujer que le dobla la edad, cobradora del tranvía, que le ayuda a llegar a su casa. Una vez recuperado de la escarlatina, Michael busca a Hanna para darle las gracias. Comienza así un apasionado y secreto idilio entre ambos. Michael descubre que a Hanna le encanta que le lea y su relación física se hace más profunda. Hanna encuentra un inmenso placer en las lecturas que le hace Michael de fragmentos de “La Odisea,” “Las Aventuras de Huckleberry Finn” y “La dama del perrito”. Sin embargo, pese a la intensidad de su relación, Hanna desaparece un día misteriosamente dejando a Michael confuso y desconsolado. Ocho años después, Michael (Ralph Fiennes), convertido en un joven estudiante de derecho vuelve a encontrarse con su antigua amante mientras está como observador en un tribunal donde se está juzgando a colaboradores de la Alemania Nazi. Hanna está acusada de un horrible crimen, de haber sido una de las celadoras del campo de concentración de Auschwitz y rechaza defenderse a si misma. Michael, gradualmente, se va dando cuenta de que el amor de su juventud guarda un secreto que considera aún más vergonzoso que el asesinato. Hanna no sabe leer.

    Comentario

    Entre la complejidad y el rebuscamiento hay un largo cami no lleno de matices.Historias tremendas como esta podrían contarse por miles;todas ellas protagonizadas por ciudadanos normales que automáticamente, al afrontar experiencias tan extraordinarias, se transforman de personas en personajes; apenas son creíbles. Pero el cine (el de ficción también) tiene justamente esa prioridad: la de hacer sentir como real, intenso y palpable, hasta el relato más peregrino; y lo puede lograr a través de mil caminos diferentes, empezando por el cerebro y acabando por el corazón. Todo vale si cumple con esa obligación innata de ser el gran embaucador, de los más potentes. “El lector” está llena efectivamente de elementos interesantísimos; y también llena de trucos narrativos. Tantos, que pronto acaba pareciéndose a una amalgama de sucesos, un atropello, aquejado de una urgencia desmedida por repartir convenientes dosis ambientales del profundo drama del holocausto, el riesgo del olvido, el didactismo político, la iniciación a la vida, el dolor de la culpa, la necesidad de la redención... un abanico atractivo, inacabable, salpicado de momentos duros con apariencia solvente. Pero la impresión final es de cierto rebuscamiento, de algo folletinesco.Kate Winslet le echa profesionalidad a raudales y el joven David Kross chorros de un encanto indiscutible. La desgarrada historia de Hanna y Michael está hecha para conmocionar más que conmover.Que Daldry la haga interesante ya es un gran pa so; cuida como siempre el continente, aunque esta vez no se haya cuestionado mucho el contenido.