THE IMITATION GAME (DESCIFRANDO ENIGMA) (2014)

    8
    Titulo original: The Imitation Game
    Año: 2014
    País: EE.UU. – Gran Bretaña
    Duración: 114 min.
    Dirección: Morten Tyldum
    Guión: Graham Moore, basado en el libro "Alan Turing: The Enigma", de Andrew Hodges.
    Música: Alexandre Desplat

    Intérpretes

    Benedict Cumberbatch, Keira Knightley, Matthew Goode, Rory Kinnear, Allen Leech, Matthew Beard, Charles Dance, Mark Strong, James Northcote, Tom Goodman-Hill, Steven Waddington, Ilan Goodman, Jack Tarlton, Alex Lawther, Jack Bannon, Tuppence Middleton, Dominic Charman, James G. Nunn, Charlie Manton, David Charkham, Victoria Wicks, Andrew Havill, Laurence Kennedy, Tim Van Eyken, Will Bowden, Miranda Bell, Tim Steed, Lee Asquith-Coe, Hayley Joanne Bacon, Lauren Beacham, Ingrid Benussi, Nicholas Blatt, Jack Brash, Ancuta Breaban, Heather Broderick, Peter Brown, Alex Corbet Burcher, Grace Calder, Richard Campbell, Daniel Chapple, Lisa Colquhoun, Alexander Cooper, Chris Cowlin, Leigh Dent, Esther Eden, Sam Exley, Ben Farrow, Mike Firth, Hannah Flynn, Guna Gultniece, Oscar Hatton, Luke Hope, Vincent Idearson, Denis Khoroshko, Debra Leigh-Taylor, Stuart Matthews, Amber-Rose May, Samantha Moran, Adam Nowell, Joseph Oliveira, Ryan Parker, Harry Leonard Parkinson, John Redman, David G. Robinson, Scott Stevenson, Alice Tapfield, Bartosz Wandrykow, Nicola-Jayne Wells y Josh Wichard.

    Premios

    Nominada a los Globos de Oro a la Mejor Película Dramática, al Mejor Actor en una Película Dramática (Benedict Cumberbatch), a la Mejor Actriz en una Película Dramática (Keira Knightley), al Mejor Guión y a la Mejor Música Original. Oscar al Mejor Guion Adaptado. Nominada al Oscar a la Mejor Película, al Mejor Actor Principal (Benedict Cumberbatch), a la Mejor Actriz Secundaria (Keira Knightley), al Mejor Director, al Mejor Montaje, a la Mejor Música Original y al Mejor Diseño de Producción.
    Nominada a los Premios BAFTA de la Academia del Cine Británico al Mejor Actoe Protagonista (Benedict Cumberbatch), a la Mejor Actriz Secundaria (Keira Knightley), al Mejor Guión Adaptado, al Mejor Montaje, al Mejor Vestuario, Al Mejor Diseño de Producción, al Mejor Sonido, a la Mejor Película y al Premio Alexander Korda a la Mejor Película Británica.

    Sinopsis

    1927, Sherborne School, Dorset (Inglaterra): Alan Turing (Benedict Cumberbatch) tiene 15 años, es tímido, algo raro, solitario y es acosado por sus compañeros. En el futuro inmediato se presentan meses de miserias en este internado tradicional, hasta que un caballero de 16 años viene a su rescate. Christopher Morcom (Jack Bannon) le introduce en el mundo de la criptografía, un concepto que entusiasma a Turing de inmediato. Ambos destacan en matemáticas, ambos se hacen expertos comunicadores en código, lo que les permite esconder su atracción mutua del resto de la escuela. Christopher se va de vacaciones con sus padres y Turing queda confuso cuando no vuelve. El director de la escuela da la terrible noticia: Christopher ha muerto de tuberculosis bovina tras beber leche infectada. Turing queda desolado y, de nuevo, solo. 1939, Bletchley Park, Buckinghamshire (Inglaterra): Turing llega a la mansión victoriana altamente fortificada para una reunión con el director de la secreta Escuela de Código y Criptología del Gobierno, el Comandante Naval Alastair Denniston (Charles Dance). La entrevista no va bien. A Denniston le parece que este matemático de Cambridge es arrogante y obtuso, y cuando se prepara para pedirle que se vaya, Alan menciona Enigma, la máquina alemana. Denniston señala que Enigma es indescifrable, pero Turing alegremente responde que le deberían dejar intentarlo. Turing conoce a otros reclutas nuevos, incluyendo a Hugh Alexander (Matthew Goode), un hombre de mundo, campeón de ajedrez y líder del grupo; John Cairncross (Allen Leech), escocés y matemático; Peter Hilton (Matthew Beard), un precoz estudiante de Oxford; y Keith Furman (Ilan Goodman) y Charles Richards (Jack Tarlton), una pareja de lingüistas. Denniston enseña una máquina Enigma a sus protegidos y cuando Turing deja claro que él no juega en equipo, el director de la recién creada MI6, Stewart Menzies (Mark Strong), no tarda en ponerle firme, señalando que hay hombres muriendo mientas pierden el tiempo. Como respuesta Turing escribe a Winston Churchill, expresando su insatisfacción con el panorama en Bletchley y de repente se ve a cargo del equipo Enigma, por orden del primer ministro. Furman y Richards no sobreviven este cambio y Turing sugiere una competición de crucigramas con la ayuda del MI6. Para el bochorno general del equipo la ganadora es una chica, una matemática graduada de Cambridge, Joan Clarke (Keira Knightley). Turing la incluye en el equipo de Bletchley de forma encubierta, arriesgándose a ser arrestado por darle mensajes de Enigma para analizar. Mientras, Alan trabaja obsesivamente en su propia máquina electromagnética para descifrar el código, a la que llama Christopher, dejando a sus compañeros de equipo cada vez más impacientes con la falta de resultados. Turing torpemente intenta hacer amigos, pero quizá sea demasiado tarde. Denniston quiere acabar con la máquina y Clarke amenaza con irse a casa, así que en un intento desesperado Turing le propone matrimonio. Acepta y, aunque sabe que Turing es homosexual, se siente genuinamente decepcionada cuando más tarde él rompe el compromiso, para salvarla de la investigación sobre los mensajes de Enigma “prestados”. En una fiesta, Helen (Tuppence Middleton), una amiga de Clarke, menciona que ha estado interceptando numerosos mensajes del mismo operador de radio alemán y parece que hay una serie de palabras que se repiten, lo cual podría ser una pista. Turing se da cuenta de que todos los mensajes tienen la frase “Heil Hitler!” ¡Enigma puede ser descifrada! A pesar de que se vislumbra el fin, Turing señala que deben ser prudentes con sus conocimientos. Se continuarán perdiendo vidas, pero los descifradores no deben revelar su éxito al enemigo, o Enigma será reemplazada. Turing persuade a Menzies para guardar el secreto en la cúpula británica, hasta que puedan perfeccionar esta ventaja. Con el nombre en clave “Ultra”, Bletchley Park se convierte en el almacén más grande de inteligencia militar en el mundo y la guerra se acorta drásticamente. Turing y los miembros de su equipo finalmente pueden llevarse sus secretos a sus vidas civiles. 1952, Manchester (Inglaterra): La policía acude a la casa de un profesor universitario de biología matemática, siguiendo la pista de un robo. Durante la investigación, al detective Robert Nock (Rory Kinnear) el profesor Turing le parece una “víctima” curiosa, parece esconder algo. Rebuscando en la vida de Turing, descubre que su historial de guerra ha sido borrado. Nock intuye que puede ser espionaje, pero su investigación es desviada cuando Turing es acusado de indecencia grave. Nock le entrevista, su verdadero pasado es toda una revelación y se enfurece cuando el tímido académico es condenado. Clarke visita a Turing y ve que no es ni una sombra del hombre que fue, su cerebro está nublado por un estrógeno sintético, la “cura química” por la que optó como alternativa a la prisión. Todavía está intentando trabajar en un modelo nuevo de Christopher, pero es incapaz de solucionar un crucigrama. 1954: La policía acude de nuevo a la casa de Turing. El afligido genio se ha suicidado, una manzana a medio comer impregnada de cianuro se encuentra junto a su cama. Su máquina nunca fue perfeccionada, aún así generó todo un campo de investigación que vino a llamarse “máquinas Turing”. Hoy las llamamos “ordenadores”.

    Comentario

    Biopic de uno de los más grandes héroes desconocidos británicos, Alan Turing, quién consiguió desencriptar la máquina de código nazi de la Segunda Guerra Mundial, Enigma, acortando así el conflicto y salvando miles de vidas. Pese a ello, en 1952, cuando Turing denuncia un robo en su domicilio acaba siendo arrestado por "indecencia grave", ya que en aquel momento ser homosexual era un delito terrible. La película está narrada a base de saltos y retrocesos en el tiempo mostrando a un Turing con una personalidad oscura, altiva y torturada, obsesivo con la criptografía y casi sin amigos.