TENGO 17 AÑOS (1964)

    Titulo original: Tengo 17 años
    Año: 1964
    País: España
    Duración: 105 min.
    Dirección: José María Forqué
    Guión: Jaime de Armiñán, Enrique Llovet y José María Forqué.
    Música: Adolfo Waitzman, Augusto Algueró y Fernando Moraleda. Temas musicales: “Colores”, interpretado por Rocío Dúrcal; “Mañana por la mañana”, interpretado por Rocío Dúrcal; “Villancicos”; y “Nana”, interpretado por por Rocío Dúrcal.

    Intérpretes

    Rocío Dúrcal, Roberto Font, Pedro Osinaga, Luz Márquez, Luis Peña. Rafael Guerrero, Luis Morris, Ricardo Ferrante, José Morales, Emilio Gutiérrez Caba, Mario Morales, Josefina Serratosa, Amparo Baró, Beatriz Peña, Ricardo López Nuño, Agustín González, Ángel Ter, Elisa Méndez, Venancio Muro, Félix Dafauce, Diego Hurtado, Juan Cazalilla, Alicia Hermida, Rufino Inglés , Antonio Moreno y Ángel Ortiz.

    Sinopsis

    Rocío (Rocío Dúrcal), una adolescente vive con su multimillonario padre y su madrastra sintiéndose incomprendida por ambos. No le gusta el mundo en que se desenvuelve y un día empeña una valiosa pitillera para que sus compañeros de estudios se trasladen a Tarragona a fin de montar una representación de Calígula. Acusado del robo un inocente, Rocío, que se sabe culpable, huye de su casa y acaba por refugiarse en un caserío en tierras de Cestona, habitado por un abuelo, un padre y cinco hijos dedicados a la alfarería artesana, que la acogen encantados tras la primera sorpresa. Allí se aferra a la amistad que entabla con este grupo de alfareros, afables y humildes, que la consideran como si de uno más de ellos se tratase. La joven descubre entonces un nuevo mundo y una nueva manera de vivir, se da cuenta de los valores de la vida y comprenderá que el aprendizaje tiene su tiempo, aprendiendo de las enseñanzas de sus nuevos amigos nuevas ideas, descubriendo lo que es ser feliz.

    Comentario

    Jaime de Armiñán y José María Forqué firmaron esta especie de cuento de hadas sobre una adolescente que se siente totalmente incomprendida por su padre y su madrastra, en lo que supuso la cuarta incursión delante de la cámara de la juvenil Rocío Dúrcal, uno de los descubrimientos del avispado cazatalentos Luis Lucia. "Tengo 17 años" repetía la fórmula de las entonces también en boga comedias protagonizadas por Marisol, la gran rival de Dúrcal en los primeros años sesenta.