TEMPESTAD SOBRE WASHINGTON

    Titulo original: Advise and consent
    Año: 1962
    País: EE.UU.
    Duración: 142 min.
    Dirección: Otto Preminger.
    Guión: Wendell Mayes, basado en la novela Los titanes, de Allen Drury.
    Música: Jerry Fielding.

    Intérpretes

    Franchot Tone, Lew Ayres, Henry Fonda, Walter Pidgeon, Charles Laughton, Don Murray, Peter Lawford, Gene Tierney, Burgess Meredith, Eddie Hodges, Paul Ford, George Grizzard, Inga Swenson, Paul McGrath, Will Geer, Edward Andrews, Betty White, Malcolm Atterbury, J. Edward McKinley, Bill Quinn, Tiki Santos, Raoul De Leon y Tom Helmore.

    Sinopsis

    Al morir el Secretario de Estado de los Estados Unidos, se produce una profunda crisis política en la nación. Se recibe con estupefacción la noticia de que el Presidente (Franchot Tone), para cubrir la vacante, a nombrado a Robert A. Leffingwell (Henry Fonda), que cuenta con numerosos enemigos dentro del congreso, y en especial, el senador de Carolina del Sur Seab Cooley (Charles Laughton). El congreso, que tiene que ratificar el nombramiento, se divide en dos grupos, el jefe de la mayoría, que apoya al presidente, se dispone a apoyar al candidado, mientras que la minoría, capitaneada por Cooley presenta batalla. El vicepresidente Harley M. Hudson (Lew Ayres), que preside las sesiones del Senado, se encuentra en una postura incómoda debido a la situación. Mientras tanto, el senador por Wyoming Fred Van Ackerman (George Grizzard) y el senador por Utah Brig Anderson (Don Murray) aspiran a la presidencia de la subcomisión de Asuntos Exteriores del Senado. A Anderson, un brillante político joven, se le encomienda que presida la Comisión de investigación sobre el candidato a secretario de Estado. Se descubre entonces que Leffinwell estuvo relacionado con determinadas reuniones de una célula comunista de Chicago, por lo que Cooley le acusa directamente de comunista, aunque este lo niega y acaba contándole al Presidente la verdad. Un anónimo que llega al senado pone a los senadores en antecedentes del pasado de Anderson, que recibe amenazas de chantaje por parte de un hombre pagado por Van Ackerman, que ha descubierto las relaciones homosexualmes que mantuvo con un compañero durante la guerra de Corea. Sabiendo que las revelaciones van a hundir su carrera, Anderson se suicida, lo que no impide su deshonra pública. El presidente no atiende el ruego de Leffingwell para que retire su nombramiento e insiste en apoyarle porque tiene confianza en él. Cuando el Senado está a punto de votar sobreLeffingwell, llega la noticia de que el Presidente ha muerto y que el vicepresidente debe asumir la máxima magistratura de la nación.

    Comentario

    Brillante película de Otto Preminger que desarrolla una intriga dramática entre congresistas de Estados Unidos, con el detonante del nombramiento de un nuevo Secretario de Estado. El director disecciona los entresijos de los resortes de poder en Washington, mostrando además el funcionamiento de las instituciones. Excelente reparto con Henry Fonda y Charles Laughton, que aquí haría su último trabajo.