TAXI DRIVER

    20
    Titulo original: Taxi Driver
    Año: 1976
    País: EE.UU.
    Duración: 108 min.
    Dirección: Martin Scorsese.
    Guión: Paul Schrader
    Música: Bernard Herrmann. Temas musicales: "Late for the sky", interpretado Jackson Browne; y "Hold me close".

    Intérpretes

    Robert De Niro, Jodie Foster, Albert Brooks, Harvey Keitel, Leonard Harris, Peter Boyle, Cybill Shepherd, Diahnne Abbott, Frank Adu, Victor Argo, Gino Ardito, Garth Avery, Harry Cohn, Copper Cunningham, Brenda Dickson, Harry Fischler, Nat Grant, Richard Higgs, Beau Kayser, Vic Magnotta, Robert Maroff, Norman Matlock, Bill Minkin y Murray Mosten.

    Premios

    Nominada al Oscar a la Mejor Película, al Mejor Actor (Robert De Niro), a la Mejor Actriz (Jodie Foster) y a la Mejor Música. Nominada al Globo de Oro al Mejor Actor dramático (Robert De Niro) y al Mejor Guión.
    Palma de Oro del Festival Internacional de Cine de Cannes.
    Premio Bafta de la Academia de Cine Británico a la Mejor Actriz Secundaria (Jodie Foster) y Bafta Anthony Asquith a la Mejor Música. Nominada en las categorías de Mejor Película, Mejor Director, Mejor actor (Robert De Niro) y Mejore Montaje.

    Sinopsis

    Travis Bickle (Robert De Niro) es un veterano de Vietnam que ha servido en la Fuerzas Especiales. Padece de insomnio y no puede dormir, por lo que decide trabajar como taxista por las noches. Está dispuesto a trabajar en cualquier barrio a cualquier hora. Su hoja de servicios, limpia como su conciencia. Casi como un vigilante, conduce su taxi por una Nueva York oscura y sucia. Travis escribe un diario en el que apunta sus pensamientos más íntimos: Gracias señor por la lluvia que ha limpiado las calles, dice. Pero sobre todo Travis es un perturbado ingenuo y solitario en el monstruo de ciudad que es Nueva York. Se enamora de Betsy (Cybill Shepherd) una chica que trabaja en la campaña electoral de una aspirante a gobernador y la intenta conquistar. Todo va bien hasta que la lleva a un cine porno. Conoce a gente que está casi tan mal de la cabeza como él, como un pasajero, Watching Silhouette (Martin Scorsese), que pretende matar a su mujer. Sube a su taxi el aspirante a gobernador. Conoce a una joven prostituta de trece años, Iris (Jodie Foster) a la que chulea un proxeneta sin escrúpulos, Sport (Harvey Keitel), e intenta que deje la vida que lleva. De repente, descubre que tiene una misión en el mundo. Se entrena duramente y se arma con varias pistolas y una Magnum 44. Con la cabeza rapada como si fuese un indio mohawk, intenta matar al candidato, pero fracasa. Así que finalmente mata al proxeneta de Iris y a muchos más hampones. Travis recibe varios impactos de bala, pero sobrevive y las autoridades y los padres de la chica le agradecen su hazaña. Finalmente, recoge a su enamorada por casualidad con su taxi, ya como un hombre redimido.

    Comentario

    Las malas calles de Nueva York, uno de los más fascinantes platós cinematográficos, sirvieron nuevamente de escenario a Martin Scorsese (director eminentemente neoyorquino) para ilustrar un guión de Paul Schrader, que narra la historia de un ex combatiente de Vietnam, que decide emplearse como taxista nocturno, erigiéndose en ángel exterminador de una red de trata de blancas en su intento por liberar a una joven prostituta adolescente, excelente trabajo que consagró a Jodie Foster. Scorsese adopta en la narración el punto de vista del protagonista, lo que le permite presentar la ciudad como una especie de infierno sin posibilidad de redención. La utilización de la cámara subjetiva, la fotografía monocromática de Michael Chapman y la sugerente partitura musical del gran Bernand Herrmann -la última de su carrera- contribuyeron a crear el particular clima de pesadilla de este verdadero clásico del cine moderno.