TAL VEZ MAÑANA

    28
    Titulo original: L’amore più bello / Tal vez mañana
    Año: 1958
    País: Italia - España
    Duración: 108 min.
    Dirección: Giauco Pellegrini
    Guión: Ugo Pirro, Glauco Pellegrini, Ricardo Muñoz Suay, Alfonso Sastre, José Gutiérrez Maesso, basado en un argumento de Glauco Pellegrini.
    Música: Carlo Rustichelli

    Intérpretes

    Alida Valli, Edoardo Nevola, Francisco Rabal, Eduado de Phillipo, Julia Martínez, Memmo Carotenuto, Irene Cefaro, Gastone Renzelli, Franco Balducci, Juan Calvo, Isabel de Pomés, Félix Fernández, Toni Soler, Luisa Conte y Artemide Scandariato.

    Sinopsis

    Panecillo (Edoardo Nevola), un muchacho de nueve años, se escapa del orfanato situado en un pequeño pueblo del centro de Sicilia con sólo una idea: encontrar a su madre. Después de una serie de incidencias a través de la isla llega a una playa marinera donde encuentra a Stella (Irene Cefaro) y a su familia de pescadores. Una pequeña aventura de Stella con su novio, Pascual, enreda al muchacho, que tiene que abandonar el lugar para pasar el estrecho. En tierras de Calabria otra nueva aventura le obliga a ser protagonista de una extraña historia con un caballo de carreras y el correspondiente mozo de cuadras. Más tarde, en su peregrinaje, tropieza con Mario (Francisco Rabal), chofer de un camión cisterna, con el que entabla una amistad que durará mucho. En Nápoles, en casa del conde Parvis, no encuentra a su madre, pero si a una criada, Adela, amiga de ésta, quien le facilita las nuevas señas en Milán. En Nápoles, desorientado, vagabundo por la ciudad, entra como eventual actor en una pequeña compañía de marionetas, en la que le suceden diversas anécdotas. De nuevo en la carretera, camino de Roma, vuelve a encontrarse a Mario, y más tarde a unos norteamericanos que le conducen hasta la Ciudad Eterna. En Roma, vive una de las historias más extrañas, después de haber sido robado y burlado en plena calle, por un ladrón llamado Nando (Memmo Carotenuto), que al fin delante del atónito muchacho es apresado por la Justicia. Abandona Roma lleno de amargura y con la decisión de regresar a Sicilia. Sin embargo, en la carretera se encuentra de nuevo a Mario, que le convence para llegar a Milán. En esta ciudad tampoco encuentra a su madre pero vive unos días en el hogar de Mario y de su mujer, a los que tiene que abandonar no sin dejar a esta joven pareja sumida en la amargura. Finalmente, en Venecia, con una serie de acontecimientos dramáticos, encuentra a Carolina (Alida Valli), su madre. La historia termina felizmente con la creación del nuevo hogar constituido por Carolina, su esposo y Panecillo.

    Comentario

    Una historia de un aprendizaje formulada como una película de aventuras de reverso amargo, ambientada en los años 50. La historia de un niño de nueve años que se escapa del orfanato en el que estaba interno, con un único objetivo en la mente: encontrar a su madre. A lo largo de su búsqueda coincidirá con los personajes más pintorescos. Alida Valli y el joven Edoardo Nevola comparten protagonismo con Francisco Rabal. La película toma elementos de un neorrealismo tardio con forma de road movie para hacer un retrato de la Italia de la época.