TABÚ (2012)

    Titulo original: Tabu
    Año: 2012
    País: Portugal – Alemania – Brasil- Francia
    Duración: 118 min.
    Dirección: Miguel Gomes
    Guión: Miguel Gomes y Mariana Ricardo

    Intérpretes

    Teresa Madruga, Laura Soveral, Ana Moreira, Henrique Espírito Santo, Carloto Cotta, Isabel Cardoso, Ivo Müller y Manuel Mesquita.

    Premios

    Premio Alfred Bauer y Premio FIPRESCI del Festival Internacional de Cine de Berlín. Seleccionada para la Sección EFA del Festival de Cine Europeo de Sevilla
    Lady Harimaguada de Plata del Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria.

    Sinopsis

    La primera parte, titulada “Paraíso perdido”, se desarrolla en la Lisboa contemporánea y se centra en Pilar (Teresa Madruga), una cincuentona perteneciente a la comunidad cristiana de Taizé, que consagra su tiempo a los demás y a varias buenas causas. En concreto, se ocupa a ratos de su anciana vecina Aurora (Layra Soveral) que, afectada de demencia senil, se cree perseguida por su sirvienta negra Santa (Isabel Cardoso) y abandonada por su hija. Pero la abnegación de Pilar no parece encontrar un auténtico eco, ni en su entorno ni en esta vieja mujer que se encierra en sus obsesiones. En la segunda parte de la película, “Paraíso”, la inesperada muerte de Aurora sacará a la luz un pasado profundamente enterrado. Gian Luca Ventura (Henrique Espírito Santo), un amante de Aurora desaparecido desde hacía mucho tiempo, revelará a Pilar y a Santa la historia oculta de la anciana, el amor clandestino que unió a Aurora (Ana Moreira) y Henrique (Carloto Cotta) en África en una colonia portuguesa presa de los primeros sobresaltos de la lucha por la independencia.

    Comentario

    Una película portuguesa en dos partes, la primera de tono actual y realista, y la segunda marcada por el sello del recuerdo, que muestra una vida en dos tiempos, con una estética mucho más distanciada y casi onírica. Tras la cámara Miguel Gomes (“Aquel maldito mes de agosto”), que desarrolla una historia sobre la vejez y la juventud, sobre la soledad y el amor, sobre la culpa y la ausencia y sobre la conciencia política. El título es un homenaje a la película homónima de Murnau y al cine mudo en general.