SUNSHINE CLEANING

    27
    Titulo original: Sunshine Cleaning
    Año: 2008
    País: EE.UU.
    Duración: 91 min.
    Dirección: Christine Jeffs
    Guión: Megan Holley
    Música: Michael Penn. Temas musicales: "Cure for this", interpretado por Golden Smog; "Girl from Ypsilanti", interpretado por Daniel May; "Esperanza", interpretado por Xocoyotzin Herrera; "The Nutcracker, Op. 71: Dance of the Shepherd Boys", interpretado por Tbilisi Symphony Orchestra;"Barcelona", interpretado por Bodega; "To the East", interpretado por Electrelane; "Open for Business", interpretado por David Majzlin; "Yeh Dil Nah Hota", interpretado por Sachin Dev Burman; "Modestra Ayala", interpretado por Los Cadetes de Alfredo Guerrero / "La Leyenda" de Lineares; "So much more", interpretado por Amy Ward; "Finding my Way", interpretado por Brooke Ramel; "Be on Time", interpretado por Paul Trudeau; y "Spirit in the Sky", interpretado por Norman Greenbaum

    Intérpretes

    Amy Adams, Emily Blunt, Alan Arkin, Jason Spevack, Steve Zahn, Mary Lynn Rajskub, Clifton Collins Jr, Eric Christian Olsen, Paul Dooley, Kevin Chapman, Judith Jones, Amy Redford, Christopher Dempsey, Vic Browder, Ivan Brutsche, Arron Shiver, Ralph Jason Aukison, Clifford R. Garstka Sr., Charles Domenici, Susie Yip, Mike Miller, Sarah Hudnut, Anya Alyassin, Pab Schwendimann, William Sterchi, Amber Midthunder, Angelique Midthunder, Olive Gallagher, Lois Geary, Frank E. Cruz, Esodie Geiger, Kevin Wiggins, Epifanio Hernández, McKenna Hutton, Mason Frank, Marya Beauvais, Maddie Corman, Rebekah Wiggins, Kristin Reese, Veronica Hernandez, Jourdan Reese, Josh Berry, Jason Henning y Kathy Lamkin.

    Premios

    Seleccionada para el Festival de Sundance

    Sinopsis

    Rose Lorkowski (Amy Adams) es una madre soltera que intenta mantener a su hijo Oscar (Jason Spevack) y a su no muy fiable hermana Norah (Emily Blunt), con un aburrido trabajo como criada. Aunque durante años fue líder de las animadoras de la escuela y parecía tener un futuro prometedor, ahora Rose tiene poco de lo que presumir. Todavía ve a la antigua promesa del fútbol Mac (Steve Zahn), pero lo que tienen es poco más que un desalentador affair. Cuando expulsan a Oscar de la escuela pública, Rose consigue un trabajo como limpiadora de escenas de crimen con riesgo biológico, todo para ayudar a pagar la escuela privada del niño. Traerá consigo a Norah para ayudarla con este creciente negocio. A medida que las hermanas trabajan en limpiar los líos dejados por las vidas caóticas de otros, deberán aprender a reconciliar sus propias diferencias y a vencer un pasado problemático si esperan prosperar en su recién iniciada aventura empresarial.

    Comentario

    Si, como dicen los relamidos “…la economía es un estado de ánimo”…, la economía privada y, en este caso, la manifiesta quiebra familiar, procede efectivamente de un dolor profundo y desde luego no superado. Y tan real es -y tan inquietante también- en la manida “América profunda” de hoy esa dura manera de ganarse la vida de Rose o de su aturdido padre, como lo son en la sobada “América triunfal” esas ridículas “fiestas pre-mamá” donde las amigas ensucian con chocolatinas los pañales de niños aún por nacer. Todo tipo de patetismo, pues, cabe en esta ácida, y emotiva crónica social, de voluntariosos perdedores por un lado y, por otro, de ganadores deprimentes. Unos chapotean para salir a flote en la pesadilla de las facturas. Y otros se autopremian con una degradante dosis de ostentación para pudientes. Son al final las dos caras del mismo espejismo: el maldito sueño americano, esa frustrante entelequia, que envenenó, sin ir más lejos, a la madre. Pero, en medio de tanta crudeza, la historia da no obstante para muchas son risas cómplices. Además, el encanto de la espléndida Amy Adams hace aún más arrebatador el contraste entre lo que se espera de una mujercita débil como ella y lo que consi gue realmente simulando ser fuerte. Un año antes de “Sunshine Cleaning”, en 2007, Renny Harlin rodó “Cleaner” , Samuel L. Jakson era el que limpiaba las escenas del crimen y por esa oscura línea discurría, sin pena ni gloria, entre delincuentes... nada que ver con este delicioso cuento negro familiar, en el que también hay historias que no funcionan tan bien, como la de la hermana con la hija de una fallecida. Sobra, directamente. O la del novio eterno, el poli, también poco creíble.