SUEÑO DE UNA NOCHE DE INVIERNO

    22
    Titulo original: San zimske noci
    Año: 2005
    País: Serbia - Montenegro
    Duración: 95 min.
    Dirección: Goran Paskaljevic
    Guión: Filip David y Goran Paskaljevic, basado en un argumento de Goran Paskaljevic.
    Música: Zoran Simjanovic

    Intérpretes

    Lazar Ristovski, Jasna Zalica, Jovana Mitic, Slobodan Ninkovic, Nenad Jezdic, Danica Ristovski, Dusan Janicijevic, Fedja Stojanovic, Vlasta Velisavljevic, Jovan Ristovski, Azra Cengic, Lar Gersman, Momcilo Glisic, Ljiljana Jovanovic, Slavica Jovanovic, Erol Kadic, Ratko Miletic y Anka Puderka

    Premios

    Premio Signis y Premio Especial del Jurado del Festival de San Sebastián

    Sinopsis

    Serbia, invierno de 2004. Lazar (Lazar Ristovski) regresa a casa tras diez largos años de ausencia, encerrado en una prisión. Hoy es un hombre diferente que ha recuperado su libertad, un hombre que ha decidido liberarse a sí mismo de la pesada carga de su pasado y comenzar una nueva vida en un país que también parece desear avanzar hacia un futuro mejor. El apartamento donde vivía está ocupado por una mujer, Marija (Jasna Zalica), que se encarga de criar a su hija Jovana (Jovana Mitic), una niña autista de 12 años. Refugiadas de Bosnia, llevan un tiempo ocupando ilegalmente el apartamento de Lazar. Marija también desea pasar página a un pasado difícil, con un marido que nunca aceptó el autismo de su hija y las abandonó. Como no tienen a donde ir, Lazar no tiene valor para obligarles a marcharse. Poco a poco, entre estos tres seres marginados por la sociedad, surgirá una afinidad muy especial hasta que la violencia rompe toda posibilidad de esperanza.

    Comentario

    Goran Paskaljevic, director que se dio a conocer con “El polvorín”, retrata la Serbia contemporánea, un país gris y triste, con este drama de un hombre que sale de la cárcel y regresa a su casa tras diez años de ausencia, que se encariñará con una niña autista que, con su madre, se ha instalado en la que era su casa. El filme se puede entender como una inmensa parábola sobre el estado de autismo que vive la población serbia. Hay que destacar que para el personaje de la joven, Paskaljevic ha utilizado a una joven autista de verdad, que se ha puesto aquí por primera vez ante una cámara, lo que da una fuerza y verosimilitud muy grande a la historia. Una película dura e impactante, Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián, que no deja pasar el menor rayo de esperanza, que provoca una fuerte reflexión sobre el sentido de la vida en un país que ha sufrido una guerra que la han perdido, como siempre, los más débiles y desfavorecidos.