SU PEQUEÑA AVENTURA (1963)

    Titulo original: The Thrill of It All
    Año: 1963
    País: EE.UU.
    Duración: 108 min.
    Dirección: Norman Jewison
    Guión: Carl Reiner, basado en un argumento de Larry Gelbart y Carl Reiner.
    Música:

    Frank De Vol. Temas musicales: «The Thrill Of It All», interpretado por The Johnny Mann Singers.


    Intérpretes

    Doris Day, James Garner, Arlene Francis, Edward Andrews, Reginald Owen, Zasu Pitts, Elliott Reid, Alice Pearce, Kym Karath, Brian Nash, Lucy Landau, Paul Hartman, Hayden Rorke, Alex Gerry, Robert Gallagher, Anne Newman, Burt Mustin, Hedley Mattingly, Robert Strauss, Maurice Gosfield, William Bramley, Pamela Curran, Herbie Faye y Lenny Kent.

    Sinopsis

    Un médico ginecólogo norteamericano llamado Gerald Boyer (James Garner), vive tranquilo y feliz con su mujer y sus dos hijos hasta que una noche acepta una cena en casa de una paciente, a la que anuncia que por fin puede tener un hijo. Durante la velada, Beverly (Doris Day), su mujer, cuenta el motivo de que hayan llegado un poco tarde a la cena. Lo hace con tanta gracia que el futuro padre, hombre que rige una importante organización de productos para la limpieza del hogar, decide contratarla para unas emisiones publicitarias en televisión. Beverly al principio se resiste, pero acaba aceptando atraída por la importante suma de dinero que le ofrece por ello y por su afán de independizarse y poder contribuir al sostenimiento del hogar. La prueba resulta un desastre, pero ante los espectadores el impacto sobrepasa los límites previstos. La fama de Beverly crece como la espuma de los detergentes y del champú que anuncia, pero a partir de ese momento, todo va mal en su casa.

    Comentario

    Divertida comedia marital que Doris Day protagonizó sin su habitual compañero Rock Hudson y donde encarna a la mujer de un ginecólogo, papel incorporado por James Garner, que triunfa gracias a su torpeza anunciando jabones por televisión. Con la vista puesta en las sofisticadas comedias de los años treinta, esta película volvía a incidir en la guerra de los sexos para desembocar finalmente en la típica exaltación de la institución familiar. El canadiense Norman Jewison afrontó aquí su segunda aventura detrás de la cámara, volviendo a dirigir a la actriz en "No me mandes flores", tercera y última de las comedias coprotagonizadas con James Garner.