STEFAN ZWEIG: ADIÓS A EUROPA (2016)

    25
    Titulo original: Vor der Morgenröte / Stefan Zweig: Farewell to Europe
    Año: 2016
    País: Austria – Alemania – Francia
    Duración: 106 min.
    Dirección: Maria Schrader
    Guión: Maria Schrader y Jan Schomburg
    Música: Tobias Wagner y Cornelius Renz

    Intérpretes

    Tómas Lemarquis, Barbara Sukowa, Josef Hader, Lenn Kudrjawizki, Charly Hübner, Harvey Friedman, Ivan Shvedoff, Matthias Brandt, Nicolau Breyner, Nahuel Pérez Biscayart, Nathalie Lucia Hahnen, Valerie Pachner, Cristina do Rego, André Szymanski, Aenne Schwarz, Manuel Cortez, Vincent Nemeth, Oscar Ortega Sánchez, Arthur Igual, João Cabral, Naomi Krauss, Matamba Joaquim, Maria Vieira, Márcia Breia, Jane Chirwa, Robert Finster, Patrice-Luc Doumeyrou, Victor Pape-Thies, Matthew Way, Nicolas Buitrago, Larissa Offner, Daniel Puente Encina, Yvy Coe, Lilian Viegas, Suely Torres, Yara Dib, Daniel Sasportes y Ruben Chama.

    Sinopsis

    Río de Janeiro, Agosto de 1936. Stefan Zweig (Josef Hader) es recibido por la alta sociedad brasileña con todos los honores. El austriaco de 54 años es un escritor con prestigio mundial. El Ministro de Asuntos Exteriores brasileño, Macedo Soarez (Virgilio Castelo) presenta al famoso invitado a los notables del país. Pero además del exotismo seductor del país y de sus habitantes, Stefan Zweig percibe una impresión aún más fuerte: él, que por su condición de judío ya no puede publicar en la Alemania nacionalsocialista y que desde 1934 vive en Londres un exilio temporal, se siente sobrecogido por una sociedad que al parecer ha logrado la convivencia pacífica de distintas razas y diversos colores de piel: Brasil, un país del futuro, es un ejemplo para el resto del mundo. Y a partir de ese momento, para Zweig estará unido para siempre a su esperanza personal de encontrar un nuevo hogar. Buenos Aires, Septiembre 1936. El Congreso de escritores es el acontecimiento estrella en Buenos Aires. 80 escritores de 50 países se reúnen ante la opinión pública para debatir sobre el fascismo emergente en Centroeuropa. Stefan Zweig es el invitado de honor de ese año. Una mesa redonda de prestigiosos periodistas internacionales lo espera para entrevistarle. Entre ellos se encuentra el periodista judío Joseph Brainin (André Szymanski) que insiste en pedirle una condena del nazismo, lista para imprenta. Cuando Zweig se niega a satisfacer esa exigencia, la entrevista desemboca en un interrogatorio político. Zweig mantiene que un artista tiene la obligación de defender la diversidad intelectual y de comunicación y debe ejercer una influencia sólo a través de su obra. Bahía, enero 1941. Hace meses que Stefan Zweig viaja por América del Sur con su segunda mujer y secretaria Lotte (Aenne Schwarz) dando conferencias. Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial tuvieron que abandonar su casa de Londres y desde entonces viajan sin tener un hogar propio. Zweig está escribiendo un libro sobre Brasil, y para realizar sus investigaciones visita el norte, una zona muy poco habitada del país. Cuando finalmente llegan a una finca en el campo, encuentran al alcalde que ha logrado trasladar la recepción del ayuntamiento a aquel lugar para acortar el viaje de su famoso invitado, y ahora se avergüenza del entorno improvisado. Zweig intenta quitarle importancia a este hecho para que no resulte embarazoso hasta que el alcalde lanza ante los representantes de su municipio un discurso ofensivo. Nueva York, enero 1941. Por primera vez en nueve meses Stefan Zweig se reúne con su primera mujer Friderike (Barbara Sukowa), de la que se divorció después de veinte años de convivencia. A diferencia de Lotte, joven y totalmente entregada a él, la energía vital y el espíritu independiente de Friderike siempre le habían aportado apoyo y protección, y de pronto se da dolorosamente cuenta de que lo echa en falta. Unas semanas antes, Friderike y sus dos hijas de un primer matrimonio habían conseguido huir a Estados Unidos y ahora se alojan en Nueva York en el piso de una amiga. Friderike entrega a Zweig un montón de cartas de peticiones de Europa. Confrontado al sufrimiento, al número cada vez mayor de personas que se dirigen a él por la precariedad de sus situaciones personales, así como a sus muchos amigos fallecidos, Zweig siente desesperación y también impotencia. Cuando Lotte, la nueva mujer de Zweig, llega al piso, Friderike la recibe con respeto y generosidad. Petrópolis, noviembre 1941. Stefan y Lotte Zweig han vuelto a abandonar Estados Unidos. Hace unas semanas que se han mudado de Río a Petrópolis, a dos horas en coche de Río y en medio de una vegetación tropical. En la mañana de su 60 cumpleaños, Stefan Zweig recibe la visita sorpresa de un viejo conocido. Se trata de Ernst Feder (Matthias Brandt), escritor judío alemán y antiguo jefe de sección del Berliner Tageblatt, que también se aloja con su mujer en Petrópolis. Febrero 1942. El dormitorio en penumbra de los Zweig. Sobre la cama, Stefan y Lotte Zweig, en un abrazo inmóvil, yacen sin vida. Los jardineros han encontrado los cadáveres y hace tiempo que han llegado la policía y los médicos. Se está registrando la habitación. Se impide la entrada a vecinos y curiosos, pero la noticia del doble suicidio se va extendiendo como un reguero de pólvora.

    Comentario

    Biopic sobre el intelectual austriaco Stefan Zweig, centrado en los años de exilio del famoso escritor y activista social. Zweig fue uno de los personajes más irrepetibles del siglo XX. Como judío se vio obligado a huir de su país debido al régimen nazi. En su huida hacia adelante, se refugió en París primero y, más tarde, en Londres, pero Zweig acabó huyendo de Europa junto a su esposa a Sudamérica, instalándose finalmente en Brasil, donde acabará suicidándose en 1942 debido a su miedo a que el nazismo se extendiera por todo el mundo. La directora y actriz alemana Maria Schrader lo retrata en este drama como un hombre que no estaba suscrito a lado alguno o corriente concreta de opinión política y que tenía una mirada amable acerca de la vida, a la vez que acentúa la tragedia del exilio forzado en la figura de un hombre que vive del lenguaje pero que se queda sin palabras para explicar lo que está pasando en el contexto internacional.