STAR 80

    Titulo original: Star 80
    Año: 1983
    País: EE.UU.
    Duración: 100 min.
    Dirección: Bob Fosse
    Guión: Bob Fosse, basado, en parte en el relato Death of a Playmate, de Teresa Carpenter, publicado en The Village Voice.
    Música: Ralph Burns. Temas musicales: Overkill, Off Ramp, Improvise, Funky, Just the Way Tou Are, YMCA, interpretado por The Village People, Hit the Road to Dreamland, interpretado por Dick Powell, Mary Martin y The Golden Gate Quartett, Da Ya Think I’m Sexy, interpretado por Rod Stewart, Let the Good Times Role, interpretado por Shirley y Lee, Sookie Sookie, interpretado por Steppenwolf, Up On Cripple Creek, interpretado por The Band, Big Shot, interpretado por Billy Joel, Sing Sing Sing, interpretado por Kenny Goodman y That Old Black Magic, interpretado por Johnny Johnston.

    Intérpretes

    Mariel Hemingway, Eric Roberts, Cliff Robertson, Carroll Baker, Roger Rees, David Clennon, Josh Mostel, Lisa Gordon, Sidney Miller, Keith Hefner, Tina Willson, Shelly Ingram, Sheila Anderson, Cis Rundle, Kathryn Witt, Jordan Christopher, James Luisi, Neva Patterson, Robert Fields, Keenen Ivory Wayans, Sandy Wolshin, Robert Perault y James Blendick.

    Sinopsis

    Tras ser convencida de que en la gran ciudad puede ser una estrella, una bella muchacha llamada Dorothy Stratten (Mariel Hemingway), deja su pequeño pueblo canadiense donde ha crecido soñando con ser actriz, para viajar a Los Ángeles. Una vez allí, Paul Snider (Eric Roberts), su esposo y representante, la introduce en un mundo muy distinto del que había soñado. En 1980 fue portada de Playboy y se convirtió en la estrella del año en Hollywood, trabajando en diversas películas. Pero su marido, una persona insegura, obsesiva y violenta, no puede soportar la popularidad que comienza a lograr su mujer.

    Comentario

    La última película de Bob Fosse, inolvidable creador de Cabaret y Empieza el espectáculo, se aparta de su habitual temática musical, para mostrar la historia real de una estrella de Hollywood, Dorothy Stratten, una explosiva joven que, en 1980 fue portada de Playboy, y que siguió una azarosa vida sentimental hasta su prematura muerte. La película consagró a Mariel Hemingway, que da vida a Dorothy Stratten.