SOMERS TOWN

    7
    Titulo original: Somers Town
    Año: 2008
    País: Gran Bretaña
    Duración: 75 min.
    Dirección: Shane Meadows
    Guión: Paul Fraser

    Intérpretes

    Piotr Jagiello, Ireneusz Czop, Perry Benson, Thomas Turgoose, Kate Dickie, Wojciech Olczak, Wojtek Macierznski, Ben Porter, Jamie Belman, Steve Hillman, Mark Monero, Ryan Ford, Levi Hayes, Risade Campbell, Huggy Leaver, Trevor Cooper, Elisa Lasowski, Eddy Hasson, Mariusz Gajewski, Tomasz Kamola, Nojaech Magenyuski, Sebastian Palka y Anna Jenson.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de Berlín Seleccionada para el Festival de Cine de Gijón

    Sinopsis

    Nada más cumplir los 16, Tommo (Thomas Turgoose) deja de estar bajo la tutela de los servicios sociales y escapa a Londres, donde le espera una vida solitaria y llena de dificultades. Marek (Piotr Jagiello), un inmigrante polaco, vive con su padre, que pasa las noches bebiendo con amigos. Marek es un fotógrafo entusiasta, tranquilo y sensible que no está cómodo en el mundo de su progenitor. Tommo y Marek tratan de adaptarse a su nuevo entorno, y tras un encuentro casual en Somers Town, Londres, forman una inesperada alianza. Sin que su padre lo sepa, Marek acoge a Tommo en su casa. Los dos chicos empiezan a ganar dinero con los proyectos de un excéntrico y emprendedor vecino. Mientras, la musa de Marek, María (Elisa Lasowski), una camarera francesa, se convierte en la obsesión de ambos jóvenes. Pero cuando ella regresa a París de forma inesperada, los chicos se quedan desolados. La situación empeora cuando el padre de Marek descubre a Tommo y lo echa de casa. Aunque tengan que viajar a París, los chicos están dispuestos a llegar hasta el límite con tal de encontrar a María. Sólo así, a través de la amistad, lograrán la redención.

    Comentario

    Un entrañable retrato de una amistad adolescente que envuelve con luz cálida una de las zonas más grises y tristes de la capital británica. Dirige Shane Meadows (“This is England”), que aprovechó el proceso de regeneración de la zona de Kings Cross y San Pancras, en el centro de Londres para desarrollar la trama del filme. Nació como un proyecto que pretendía utilizar la ficción para echar una mirada sobre los cambios ocasionados por esos acontecimientos. Cuando se decidió trasladar el terminal internacional de Eurostar a la nueva estación de San Pancras, cerca de Somers Town, la empresa ferroviaria Eurostar tomó la decisión de producir la película para así celebrar este período de transición.