SOLO DIOS PERDONA (2012)

    Titulo original: Only God Forgives
    Año: 2012
    País: Dinamarca - Francia
    Duración: 90 min.
    Dirección: Nicolas Winding Refn
    Guión: Nicolas Winding Refn
    Música: Cliff Martinez. Temas musicales: “Jai-Orn”, interpretado por Fon Thanasuntorn; “Lume Mai Long”, interpretado por Vithaya Pansringarm; “Kid Teung Ban”, interpretado por Vithaya Pansringarm; y “Ter Kue Kwam Fan”, interpretado por Proud Band.

    Intérpretes

    Ryan Gosling, Kristin Scott Thomas, Vithaya Pansringarm, Gordon Brown, Yayaying Rhatha Phongam, Tom Burke, Sahajak Boonthanakit, Pitchawat Petchayahon, Charlie Ruedpokanon, Kovit Wattanakul, Wannisa Peungpa, Narucha Chaimareung, Danai Thiengdham, Wittchuta Watjanarat, Nophand Boonyai, Teerawat Mulvilai, Aratchaporn Sataed, Dujdao Vadhanapakorn, Matthew Ryder, Oak Keerati, Sasapin Siriwanji, Nuntiya Thongnoo, Byron Gibson, Saicheer Wongwirot, Alisa Wongvisut, Byron Bishop y Joe Cummings.

    Premios

    Seleccionada para la competición del Festival Internacional de Cine de Cannes. Premio a la Mejor Fotografía en el Festival de Cine Fantástico de Sitges.

    Sinopsis

    Billy (Tom Burke), un delincuente americano, muere asesinado en Bangkok tras haber masacrado brutalmente a una prostituta menor de edad. Su hermano Julian (Ryan Gosling), un fugitivo de la justicia estadounidense, dirige un mugriento club de boxeo Muay Thai en Bangkok que actúa como tapadera para su negocio de la droga. Su madre Crystal (Kristin Scott Thmas), cabecilla de una gran organización criminal, llega a Bangkok procedente de los EE.UU para repatriar el cuerpo de Billy, su hijo favorito, Billy. La madre, loca de rabia y sed de venganza, exige a Julian la cabeza de los asesinos de su hermano. Pero primero, Julian tendrá que enfrentarse a Chang (Vithaya Pansringarm), un misterioso policía retirado conocido como el Angel de la Venganza que está decidido a acabar con el corrupto inframundo de los prostíbulos y clubs de lucha.

    Comentario

    El danés Nicolas Winding Refn (“Drive”) sitúa en Bangkok este thriller descarnado, sin el menor atisbo de romanticismo, un filme de violencia contundente e imágenes estilizadas. Billy, un delincuente americano, muere en Bangkok. Su hermano y su madre se plantean vengarlo. Sangrienta, irónica y tremendamente bella con un Ryan Gosling convertido definitivamente en icono del cineasta.