SIN TECHO NI LEY

    17
    Titulo original: Sans toit ni loi
    Año: 1985
    País: Francia
    Duración: 110 min.
    Dirección: Agnès Varda
    Guión: Agnès Varda.
    Música: Joanna Bruzdowicz. Temas musicales: Variations sur la Vita, The Changeling, interpretado por The Doors, A Contre-Courant, interpretado por Valerie Lagrange, Oh Baby, interpretado por Passion Fodder, Freedom Is Slavery, interpretado por Passion Fodder, Marcia Baila, interpretado por Rita Mitsouko, In My Tea, interpretado por Rita Mitsouko y Sur la Mer Toujours Recommencee Calmee, interpretado por Marina Albert.

    Intérpretes

    Sandrine Bonnaire, Macha Méril, Stephane Freiss, Laurence Cortadellas, Marthe Jarnias, Yolande Moreau, Joel Fosse, Patrick Lepczynski, Yahiaoui Assouna, Christian Chessa, Setti Ramdane, Francis Balchère, Jean-Louis Perletti, Urbain Causse, Christophe Alcazar, Dominique Durand, Patrick Schmit, Daniel Bos, Pierre Imbert y Gabriel Mariani.

    Sinopsis

    Una chica joven aparece muerta de frío en una zanja, en el campo, en el sur de Francia. Poco llegaremos a saber sobre Mona (Sandrine Bonnaire), aparte de que ha impresionado a los que la han visto durante sus últimas semanas: trotamundos, vagabundos, camioneros y todo tipo de gentes de la carretera. Y también David, con quien ocupa un viejo castillo mal guardado, unos pastores que le dan cobijo durante algunos días, y la señora Lander (Macha Méril), platanóloga, que la recoge en autostop y habla con ella. Juntos visitan los plátanos enfermos de su plantación, pero luego se separan. Una es limpia, la otra no. En una de esas visitas, Mona encuentra a otro agrónomo, Jean-Pierre (Stephane Freiss), cuya mujer, Eliane (Laurence Cortadellas), quiere apoderarse del piso de Lydie (Marthe Jarnias), la tía abuela de su marido. Yolande (Yolande Moreau), la criada de la anciana, que es muy sentimental y se siente poco querida por su compañero Paulo (Joel Fosse), compadece a Mona. Todas estas personas se cruzan en el camino de Mona, que llega a Nîmes tras una breve estancia en casa de Assoun (Yahiaoui Assouna), un obrero tunecino que trabaja en las viñas. En la ciudad, Mona empieza a beber y vagabundea por la estación con los más tirados del lugar, entre los que se encuentra Robert (Christian Chessa), un chulo que quiere prostituirla. Mona, que cada vez bebe más, pierde su tienda de campaña en el incendio de una casa abandonada. Se refugia por la noche en un invernadero pero al día siguiente, en un pueblo, cae en medio de una fiesta de viticultores un tanto siniestra, que la embadurnan con mosto. Escapa aterrorizada y, acosada por el hambre y el frío, cae en una zanja.

    Comentario

    Agnès Varda narra la historia de una joven sola y errante en relación con aquellos que la ven pasar. La película se rodó sin guión, con un leve argumento de dos hojas, por orden cronológico y con un gran número de actores no profesionales, auténticos marginados y vagabundos, que rodean a la protagonista, Sandrine Bonnaire, que llena toda la película. Como en Cleo de 5 a 7, esta película es también el retrato de una mujer sola, pero sin en aquella su soledad no era absoluta (dependía de su amigo), aquí la protagonista no depende de nadie, sin que la directora quiera profundizar en los motivos más allá de lo que muestra en la relación de esta mujer con diversos personajes.