SIN MIEDO A LA VIDA

    Titulo original: Fearless
    Año: 1993
    País: EE.UU.
    Duración: 89 min.
    Dirección: Peter Weir.
    Guión: Rafael Yglesias, basado en su propia novela.
    Música: Maurice Jarre. Temas musicales: Jo’s song (Josephine Hinds); Where the Streets Have No Name (Bono); Where the Streets Have No Name (Adam Clayton); Lento sostenuto tranquillo ma cantabile from Symphony No. 3 (Henryk Mikolai Gorecki); Mai nozipo from Pieces of Africa (Dimisani Maraire); Where the Streets Have No Name (Larry Mullen Jr.); Polymorphia de Krzysztof Penderecki; Sin ella de Este mundo (Canut Reyes); Concerto No. 5 in E Flat for Piano and Orchestra (L. van Beethoven); Para Elisa de Ludwig van Beethoven.

    Intérpretes

    Jeff Bridges, Isabella Rossellini, Rosie Pérez, Tom Hulce, John Turturro, Benicio del Toro, Dreide O’Connell, John de Lancie, Spencer Vrooman, Daniel Cerny, Eve Roberts, Robin Pearson Rose, Debra Monk, Cynthia Mace, Randle Mell, Katryn Rossetter, Craig Rovere, Doug Ballard, Molly Cleator, Rance Howard, Schylar Gholson, Trevor Gholson, Anne Kerry Ford, Michael Mulholland, Cliff Gober Jr., Sally Murphy, Steven Culp, John Towey, Stephanie Erb, Cordis Heard, Paul Ghiringhelli y Ryan Tomlinson.

    Sinopsis

    Cuando Max Klein (Jeff Bridges), un reconocido arquitecto de San Francisco y su socio y amigo de toda la vida Jeff (John de Lancie), suben a un avión con destino a Houston, esperan volver a casa con un lucrativo contrato en las manos. Cuando Carla Rodrigo (Rosie Pérez), una joven madre, y su hijo de corta edad, suben a ese mismo avión, esperan disfrutar de sus vacaciones, pero no va a ser así. El avión tiene problemas con los motores y comienza a caer y, en cuestión de segundos, todos los pasajeros se dan cuenta de que les espera la muerte. Max, al que volar siempre le ha puesto muy nervioso, siente durante un instante un terror que lo deja paralizado, y a continuación, de manera repentina, una increíble sensación de paz. Por primera vez en su vida se enfrenta a su miedo y lo acepta, y ese momento le lleva a un estado de absoluta serenidad. Se levanta de su asiento, anima a los demás pasajeros y, después de que el avión se haya estrellado contra el suelo, pone a salvo a muchos supervivientes. Carla no tiene tanta suerte. El impacto del choque arranca de sus brazos a su hijo. Cuando se la llevan entre el humeante fuselaje, la parte más importante de su vida se queda atrás. Tres meses más tarde, ni Max ni Carla han sido capaces de expresar el horror de aquel día, una jornada en la que el socio de Max y el hijo de Carla perdieron la vida. Max, que no quiere abandonar el estado de eufórica libertad que ha experimentado durante el accidente, se ha ido alejando de su mujer Laura (Isabella Rossellini) y de su hijo con desapasionada creencia en su propia inmortalidad. Carla se ha vuelto prácticamente catatónica a causa del dolor, asustando y desconcertando a su marido. Desesperado, el doctor Bill Perlman (John Turturro), el psicólogo de la compañía aérea, pone en contacto a estas dos personas que, en circunstancias normales, nunca se habrían conocido. Uno está más vivo de lo que jamás ha estado, la otra está emocionalmente muerta por el sentimiento de culpa y dolor. En un mundo que no puede comprender, establecen un ten

    Comentario

    El australiano Peter Weir (El show de Truman) dirige otra de sus películas en dónde las sensaciones dominan sobre las emociones. Si en sus películas la naturaleza suele actuar como un elemento perturbador, siniestro e incluso amenazante para los seres humanos, aquí ese proceso toma paradójicamente como vehículo un símbolo tan inequívoco del desarrollo y la civilización como es el avión. Un trágico accidente aéreo actuará como elemento catártico sobre un grupo de supervivientes que a partir del siniestro intentarán buscar un nuevo sentido a sus vidas. Peter Weir plantea interrogantes sin ofrecer respuestas, lo que provoca en el espectador un permanente estado de desasosiego potenciado por la música de compositores contemporáneos como Penderecki y Górecki. La secuencia del brutal accidente aéreo, narrada en numerosos flash back resulta igualmente impactante.