SIGAMOS LA FLOTA

    Titulo original: Follow the Fleet
    Año: 1936
    País: EE.UU.
    Duración: 109 min.
    Dirección: Mark Sandrich
    Guión: Allan Scott y Dwight Taylor, según la obra Shore Leave, de Hubert Osborne.
    Música: Max Steiner y Irving Berlin. Temas musicales. We Saw the Sea, interpretado y bailada por Fred Astaire, Let Yourself Go, interpretado y bailado por Ginger Rogers, Get Thee Behind Me, Satan, interpretado por Harriet Hilliard, Let Yourself Go, bailado por Fred Astaire, Ginger Rogers, Bob Cromer y Dorothy Fleisman, I'd Rather Lead a Band, interpretado y bailado por Fred Astaire, Let Yourself Go, bailado por Ginger Rogers, But Where Are You?, interpretado por Harriet Hilliard, I'm Putting All My Eggs in One Basket, interpretado y bailado por Fred Astaire y Ginger Rogers y Let's Face the Music and Dance, interpretado por Fred Astaire y bailado por Fred Astaire y Ginger Rogers.

    Intérpretes

    Fred Astaire, Ginger Rogers, Randolph Scott, Harriet Hilliard, Astrid Allwyn, Betty Grable, Harry Beresford, Russell Hicks, Brooks Benedict, Ray Mayer, Lucille Ball, Richard Alexander, Constance Bergen, Frederic Blanchard, Lynton Brent, Phyllis Brooks, Tom Brower, Edward W. Burns, Lita Chevret, Bob Cromer, Billy Dooley, Lester Dorr y Dorothy Fleisman.

    Sinopsis

    Un famoso bailarín y cantante llamado Baker (Fred Astaire) y Sherry Martin (Ginger Rogers) fueron pareja artística hasta que el primero decide enrolarse en la marina después de que la mujer que quiere rechace su proposición de matrimonio con la idea de que cuando se reconcilie con ella, abandonará la marina. Sherry, por su parte, trabaja en el club Paradise de san Francisco, cantando baladas y enseñando las piernas. Destinado en un buque de guerra, Baker hace amistad con otro marinero, Bilge Smith (Randolph Scott) ya que ambos comparten la afición por la música y la danza. Otra coincidencia entre ambos marineros es la afición que sienten por las chicas. Los dos despreocupados marineros se las prometen muy felices cuando se encuentran con dos lindas muchachas, una de las cuales resulta ser Sherry Martin, la excompañera artística del bailarín. El binomio se recompone aunque solo sea durante un permiso de veinticuatro horas, cuando la flota llega a San Francisco. Pero Connie (Harriet Hilliard), la hermana de Sherry, se ha enamorado de Bilge Smith y Baker y se verá en la obligación moral de hacer que aquel amor salga adelante, lo que también permitirá a Baker volver a emparejarse con Sherry, ahora artística y sentimentalmente.

    Comentario

    Una de las mejores películas de la pareja Fred Astaire y Ginger Rogers, en esta ocasión con la Marina de por medio. Las canciones y los números musicales, una vez más compuestos por Irving Berlin, son lo mejor del filme. Destaca la presencia de Randolph Scott, aquí también bailarín, como el amigo y compañero de Astaire, y, en papeles más secundarios, de Lucille Ball y Betty Grable. Tras la cámara, Mark Sandrich, el responsable de los mejores musicales de la prestigiosa pareja (La alegre divorciada, Sombrero de copa). La película cuenta con números coreográficos considerados ya clásicos dentro del género como son Let's face the music and dance o Let yourself go.