SHAKESPEARE ENAMORADO (1998)

    Titulo original: Shakespeare in Love
    Año: 1998
    País: EE.UU. - Gran Bretaña
    Duración: 127 min.
    Dirección: John Maiden.
    Guión: Marc Norman y Tom Stoppard.
    Música: Stephen Warbeck. Tema musical: “The Play & the Marriage”, interpretado por Catherine Bott.

    Intérpretes

    Joseph Fiennes, Gwyneth Paltrow, Geoffrey Rush, Colin Firth, Judi Dench, Tom Wilkinson, Ben Affleck, Simon Callow, Jim Carter, Martin Clunes, Imelda Staunton, Steven O’Donnell, Tim McMullen, Steven Beard, Anthony Sher, Patrick Barlow, Sandra Reinton, Bridget McConnell, Georgie Glen, Nicholas Boulton, Desmond McNamara, Barnaby Kay, Jim Carter, Paul Bigley, Jason Round, Rupert Farley, Rupert Everett, Adam Barker, Joe Roberts, Harry Gostelow, Alan Cody, Mark Williams, David Curtiz, Gregor Truter, Simon Day, Jill Baker, Amber Glossop, Robin Davies, Hywel Simons, Nicholas Le Prevost, Timothy Kightley, Mark Saban, Bob Barrett, Roger Morlidge, Daniel Brockleban, Roger Frost, Rebecca Charles, Richard Gold, Rachel Clarke, Lucy Speed, Patricia Potter, John Ramm, Martin Neeley, Jason Canning, Kelley Costigan y John Inman .

    Premios

    Oscar a la Mejor Película, Mejor Actriz (Gwyneth Paltrow), Mejor Actriz Secundaria (Judi Dench), Mejor Guión Original, Mejor Dirección Artística, Mejor Vestuario y Mejor Música. Nominada al Oscar al Mejor Director, Mejor Actor Secundario (Geoffrey Rush), Mejor Fotografía, Mejor Montaje, Mejor Maquillaje y Mejor Sonido. Globo de Oro a la Mejor Película de Comedia o Musical, a la Mejor Interpretación Femenina (Gwyneth Paltrow) y al Mejor Guión. Nominada al Globo de Oro al Mejor Director, Mejor Actor Secundario (Geoffrey Rush) y Mejor Actriz Secundaria (Judi Dench).
    Oso de Plata en el Festival de Berlín.
    Premio Bafta de la Academia de Cine Británico a la Mjejor Película, Mejor Actriz Secundaria (Judi Dench) y Mejor Montaje. Nominada al Bafta a la Mejor Fotografía, Mejor Música, Mejor Vestuario, Mejor Maquillaje, Mejor Actor Principal (Joseph Fiennes), Mejor Actriz Principal (Gwyneth Paltrow), Mejor diseño de Producción, Mejor Guión Original y Mejor Sonido. John Madden nominado al Premio David Lean al Mejor Director.

    Sinopsis

    Verano de 1593. El joven autor de la escena londinense Will Shakespeare (Joseph Fiennes) sufre un bloqueo total en su inspiración. Por mucho que lo intenta, y a pesar de la presión que recibe de financieros y dueños de salas de teatro, no consigue concentrarse en su nueva obra que ha titulado «Romeo y Ethel, la hija del pirata». Lo que Will necesita es una musa. Y en una conjunción extraordinaria en donde la vida imita al arte, encuentra a una mujer de la que se enamora y que le lleva a una aventura dramática de amores contrariados. Todo comienza cuando lady Viola (Gwyneth Paltrow), que ansía convertirse en actriz en una época en la que tal depravación estaba prohibida a las mujeres, se disfraza de hombre y se presenta a una prueba para la obra de Will. Pero pronto pierde el disfraz mientras que su pasión se enciende. La pluma de Will vuelve a fluir, convirtiendo su amor en palabras. Viola se convierte en su Julieta y Romeo encuentra una razón de ser. Pero no todo funciona bien. Will se convierte en víctima de varias jugarretas del destino, ya que Viola debe casarse con el insufrible lord Wessex (Colin Firth) por orden de la reina Elizabeth (Judi Dench). En un maremagnum de identidades confundidas, mensajes cruzados y deseos contrariados, entre duelos, peleas y besos, Will Shakespeare debe encontrar una solución para su obra y para la propia pasión que le consume.

    Comentario

    Un apasionado romance que es, también, un tour de force de ingenio. Una comedia romántica ligada al misterio de la creación. El amor nutriendo la escritura, el éxtasis del sexo convocando el vértigo de la invención, el cine declarándole su amor al teatro. La última, más moderna y revolucionaria herramienta de expresión artística del siglo XX, la cinematográfica, enviándole una carta de amor al arte de Talía, con orígenes ubicados en el amanecer de los tiempos. El verso de 1593, el pentámetro yámbico, fundiéndose deliciosamente con el vertiginoso lenguaje del tercer milenio. Celuloide furiosamente moderno y traviesamente anacrónico con un pie en el siglo XVI y el otro, en el umbral del XXI. Todo eso y muchísimo más ofrece "Shakespeare In Love" ("Shakespeare enamorado"), una fantasía romántica a partir de un episodio ficticio protagonizado por un personaje real que, cuatro siglos después, permanece todavía como un enigmático misterio, William Shakespeare (1564-1616), elegido "personalidad del milenio" por masiva votación popular de sus orgullosos conciudadanos británicos, que lo hicieron "por su imperecedera y eterna obra, poética visión y profundo humanismo". La ingeniosa película se erige a partir de una premisa tan brillante y juguetona como retadora: en pleno bloqueo creativo, un joven Shakespeare encuentra la inspiración y el amor en un romance imposible, que altera no sólo su vida, sino que también inspira su obra maestra de la tragedia amorosa, "Romeo y Julieta", así como "Noche de reyes", una de sus piezas más sensuales acerca de la impostura y la duplícita naturaleza del deseo. La película arranca en el embarrado y febril Londres de la primavera de 1593, con la reina Virgen, una fanática del teatro, en el trono de la corte de San Jaime. Un joven escritor de dedos ennegrecidos por la tinta ejecuta una nerviosa pirueta, escupe a su izquierda y frota frenéticamente una pluma. Se sienta, escribe, tacha, arruga y tira el papel. Lo intenta de nuevo. Nada. Sólo tiene un título, "Romeo y Ethel, la hija del pirata", para una divertida comedia de bucaneros y ni una sola idea para desarrollar. Ni siquiera tiene decidido cómo firmar su apellido y baraja hasta seis alternativas con y sin rúbrica, con y sin hache... El hijo mayor del comerciante de algodón y curtidos John Shakespeare y de Mary Arden, de Warwickshire, en plena lucha por conseguir fama como actor y dramaturgo en la capital del reino isabelino, se encuentra hundido en un profundo agujero de insolvencia económica, bancarrota amorosa y carencia absoluta de inspiración. "¡Necesito que llegue mi musa, mi Afrodita!", reclama desesperado a una especie de psiquiatra de la época, un autoanunciado sacerdote de la psique con el siniestro aspecto de un Shylock veneciano. El escritor en lucha tiene más problemas: deudas, líos de faldas, la rivalidad con otro talento emergente, Christopher Marlowe, con el que a menudo le confunden, y una esposa, Anne Hathaway, e hijos, que han quedado en el domicilio conyugal de Stratford, a orillas del río Avon, del que ha sido expulsado. Bienvenidos a "Shakespeare In Love" ("Shakespeare enamorado"), una película para cuyo alborozado visionado es preciso olvidar toda la información pero, también, el desconocimiento y misterio acumulados en 400 años alrededor de la figura privada del Gran Bardo. Uno de los mayores gozos de un filme cuajado abrumadoramente de invenciones y hallazgos a cual más chispeante, original y brillante, es borrar de nuestra memoria incluso la efigie clásica que decora los libros de historia y literatura.