SERRAT Y SABINA: EL SÍMBOLO Y EL CUATE (2013)

    Titulo original: Serrat y Sabina: El Símbolo y el cuate
    Año: 2013
    País: España
    Duración: 83 min.
    Dirección: Françesc Relea
    Guión: Françesc Relea
    Música: Joan Manuel Serrat y joaquín Sabina

    Intérpretes

    Ricardo Darín, Eduardo Galeano, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat

    Premios

    Seleccionada para la Sección Zabaltegi-Nuevos Directores del Festival Internacional de Cine de San Sebastián

    Sinopsis

    Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat son ambos ídolos en América Latina aunque uno represente el lado más canalla de la vida (Sabina, «el cuate») y el otro el más comprometido (Serrat, «el símbolo»). En ciertos países de Latinoamérica, su música ha simbolizado la libertad que faltó en décadas pasadas y sus trayectorias en lugares como Buenos Aires, México o Santiago de Chile están unidas a capítulos clave de la historia política reciente. En 2012 ambos emprendieron la que sería su segunda gira juntos por tierras latinas, muchos dicen que la última (y esa sombra recorre la película). El tour se llamó «Dos pájaros contraatacan», La película combina la evolución de un territorio que ha experimentado cambios profundos, y el crecimiento de dos artistas que, 45 años después de su primer contacto con aquel territorio (el caso de Serrat), siguen siendo al otro lado del Atlántico referentes de varias generaciones. El documental sigue durante nueve meses al equipo de Sabina y Serrat a su paso por México, Buenos Aires, Montevideo, Lima y Santiago de Chile, donde ambos llenan grandes auditorios durante semanas.Las contradicciones, soterradas, también aparecen en este documental, donde vemos el sesgo de público que convocan en estos países. Sabina llega a bromear con ello al hablar de uno de los conciertos de Lima: «Mi público aquí son puros blancos», dice directo. En efecto, el público corresponde a la burguesía cultural de estos países, donde la brecha socioeconómica de la población marca la vida en genérico, así como también la vida cultural. Desde luego no facilita las cosas, que las entradas de sus conciertos lleguen a costar unos 200 dólares. Quizás para muchos, la sombra de la gira de estos dos clásicos por su casa americana bien valga el desembolso.

    Comentario

    Un documental que sigue una gira latinoamericana de dos artistas distintos y cómplices a través de un continente que ha vivido y vive grandes cambios, donde han echado raíces profundas. Serrat es el símbolo para toda una generación que le venera como un referente. Sabina es otra cosa: es el cuate, esa palabra tan mexicana que describe el amigo, el colega, el cómplice. El documental airea capítulos icónicos de la implicación política de los artistas, y de Serrat en particular: aquel primer concierto en el Luna Park de Buenos Aires en 1983, después de caído el régimen militar de Videla, que se convirtió en un hecho histórico y simbólico del fin de la dictadura militar en el país. Serrat dirá en el documental que este ha sido "uno de los momentos más emocionantes" de su vida. O aquella ocasión en que el régimen de Pinochet no dejó a Serrat bajarse del avión que lo traía a Santiago de Chile. El cantante grabó entonces un mensaje de apoyo a los partidarios del no (la campaña opositora que apostó por el fin del régimen pinochetista). Lo hizo en casete y su mensaje fue retransmitido en las calles de Santiago. "Fueron momentos de mucho peso histórico que quizás no son tan conocidos en España", asume el director Francesc Relea, que fue corresponsal en México y Buenos Aires del diario El País. El director se vale de material de archivo y testimonios que van desde el de Ricardo Darín en Argentina, al de Eduardo Galeano en Uruguay o el periodista mexicano Ricardo Rocha, que es quien acertó a definir a Serrat y Sabina como "el símbolo y el cuate".