SECUESTRADOS (2010)

    15
    Titulo original: Secuestrados
    Año: 2010
    País: España
    Duración: 85 min.
    Dirección: Miguel Ángel Vivas
    Guión: Miguel Ángel Vivas, con la colaboración de Javier García
    Música: Sergio Moure.

    Intérpretes

    Ana Wagener, Fernando Cayo, Manuela Vellés, Guillermo Barrientos, Dritan Biba, César Díaz, Martijn Kuiper y Xoel Yáñez.

    Premios

    Presentada en la Sección Oficial del Festival de Cine Fantástico de Sitges

    Sinopsis

    Los tres miembros de una familia adinerada, el padre Jaime (Fernando Cayo), la madre Marta (Ana Wagener) e Isa (Manuela Vellés), la hija adolescente del matrimonio, se acaban de mudar a un chalet de las afueras de una capital española. La primera noche surge una disputa entre la hija que quiere salir, y su madre. De repente, irrumpen en el lugar tres encapuchados que, desarrollado una violencia brutal, retienen a los miembros de la familia. Poco después, el cabecilla sale con el padre y con todas las tarjetas de crédito y las claves de las del resto de la familia, en busca de un cajero automático del que sacar todo el dinero que pueda. La ciudad está vacía y tiene que hacer cada operación dos veces, antes de la medianoche y pasadas las doce que, con el cambio de día, cada tarjeta vuelve a tener crédito. Mientras, las dos mujeres quedan secuestradas por los otros dos miembros de la banda. El pánico y el terror se apoderan de ellas.

    Comentario

    La historia de un secuestro express, rodado en 12 únicos planos, segundo largometraje de Miguel Ángel Vivas (“Reflejos”), un thriller con una tensión y violencia extrema en el que el director ha buscado transportar al cine de género los recursos del cine documental y directo, y en algunas situaciones especiales, el recurso de la pantalla partida para mostrar los dos espacios simultáneamente en pantalla, con la imagen dividida, recurso que sirve para seguir a la familia y no abandonar a los secuestradores. Miguel Ángel Vivas crea una película llena de suspense y violencia, a camino entre el thriller y el terror de tintes realistas, que agarra al espectador de la garganta con una sorprendente y desgarradora escena inaugural y no lo suelta hasta el final. A destacar las excelentes interpretaciónes de Manuela Vellés, Fernando Cayo y Ana Wagener.