SANGRE Y ARENA (1989)

    Titulo original: Sangre y arena
    Año: 1989
    País: España - EE.UU.
    Duración: 113 min.
    Dirección: Javier Elorrieta
    Guión: Rafael Azcona, Ricardo Franco y Thomas A. Fucci, basado en la novela homónima de Vicente Blasco Ibañez
    Música: Paco de Lucía y Jesús Gluck

    Intérpretes

    Chrstopher Rydell, Sharon Stone, Ana Torrent, Guillermo Montesinos, Albert Vidal, Simón Andreu, Antonio Flores, José Luis de Vilallonga, Tony Fuentes, Julia Torres, Aldo Sambrell, Daniel Martín, Luis Martin Carrasco, Luis Barboo, Douglas Tantallon, Víctor Sandoval, Mauro Muñiz, Isabel Prinz, Rafael Rojas, José María Caffarel, Miguel de Grandy, José Luis Baringo, Alicia Muñoz, Ernesto Vañes, Alicia Agut, Tito Néstor, Beatriz Rossat, Charly Bravo, Álvaro García, Julio Bajo, Conchita Collado, José Alfredo Romero, Rafael Perea, Juan Herrera, Hermenegildo Alcaraz, Margarita Calahorra, Paco Catalá y José Lifante.

    Sinopsis

    Juan Gallardo (Christopher Rydell), un joven que sueña con ser torero, tiene por costumbre entrar clandestinamente en fincas ganaderas para ejercitarse con reses ajenas. Una noche es sorprendido por el personal de seguridad de una propiedad, que le da una paliza para escarmentarle. Tras ese altercado, conoce a Doña Sol (Sharon Stone), hija del dueño de la finca, por la que se siente inmediatamente atraído a pesar de su aparente desprecio. Juan, persevera en su sueño de convertirse en matador y alcanza la fama en los ruedos. Siendo ya una figura de la lidia y, después de muchas dificultades, Juan Gallardo se convierte en la primera figura del toreo. Se casa con Carmen Espinosa (Ana Torrent), su novia de toda la vida. Pero se vuelve a encontrar con Sol, ahora rica y ganadera, por la que revive su pasión de antaño, marcando así su vida y su carrera como torero.

    Comentario

    Una desafortunada versión de la famosa novela de Vicente Blasco Ibáñez, llevada al cine en varias ocasiones, debidamente actualizada. Esta es la peor de todas ellas. La historia, un triángulo sentimental de ambiente taurino que combina erotismo y fatalismo en la relación de un joven torero debatiéndose entre el sincero amor de una muchacha inocente y la pasión que le despierta una atractiva aristócrata sin ningún escrúpulo. Lo peor de la película es su desafortunado casting. No se entiende que hace el norteamericano Christopher Rydell (hijo del director de "En el estanque dorado") convertido en torero, o una deslumbrante Sharon Stone anterior al éxito internacional de "Instinto básico", como una aristócrata andaluza. Entre ellas, una sufridora Ana Torrent, mejor actriz que los dos anteriores, pero que aquí anda un poco perdida.