SALVADOR (PUIG ANTICH)

    11
    Titulo original: Salvador (Puig Antich)
    Año: 2006
    País: España - Gran Bretaña
    Duración: 134 min
    Dirección: Manuel Huerga
    Guión: Lluís Arcarazo, basado en el libro "Compte enrere", de Françesc Escribano.
    Música: Lluís Llach. Temas musicales: "Detenció"; "I si canto trist", interpretado por Lluís Llach; "Suzanne", interpretado por Leonard Cohen; "Knockin' On Heaven's Door", interpretado por Bob Dylan; "Canta y sé feliz", interpretado por Peret; "Noia de porcelana", interpretado por Pau Riba; "L'home estàtic", interpretado por Pau Riba; "Nous Sommes Deux", interpretado por Georges Moustaki; "In a gadda da vida", interpretado por Iron Butterfly; "Starless", interpretado por King Crimson; y "Locomotive Breath", interpretado por Jethro Tull.

    Intérpretes

    Daniel Brühl, Tristán Ulloa,Leonardo Sbaraglia, Leonor Watling, Ingrid Rubio, Celso Bugallo, Joaquim Climent, Antonio Dechent, Carlos Fuentes, Joel Joan, Bea Segura, Olalla Escribano, Carlota Olcina, Andrea Ros, Biel Durán, Aida Folch, Mercedes Sampietro, Jacob Torres, Pablo Derqui, Oriol Vila, Simon Bellouard, William Miller, Biel Durán, Marc Rodríguez, Manel Barceló, Juan Carlos Vellido, Gal Soler, Carles Fígols y Joaquín Hinojosa.

    Premios

    Premio Goya al Mejor Guión Adaptado. Nominada al Goya a la Mejor Película, al Mejor Actor Principal (Daniel Brühl), a la Mejor Fotografía, al Mejor Director, al Mejor Montaje, a la Mejor Música Original, a la Mejor Dirección de Producción, al Mejor Sonido, al Mejor Actor de Reparto y a los Mejores Efectos Especiales. Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos al Mejor Guión Adaptado. Nominada al Mejor Actor, Mejor Montaje y Mejor Música.

    Sinopsis

    En 1973 Salvador Puig Antich (Daniel Brühl), un joven activista detenido, acusado de matar a un policía, relata a su abogado de oficio Oriol Arau (Tristán Ulloa) como ha llegado hasta allí. A principios de los años setenta, el Movimiento Ibérico de Liberación, un grupo izquierdista formado por un puñado de militantes españoles y franceses muy jóvenes, pone en jaque a la policía, al cometer varios atracos en Cataluña con el objetivo de conseguir dinero para apoyar a los sectores más combativos del movimiento obrero. En un primer momento, el éxito de sus acciones espectaculares, provocadoras e irreverentes, proporciona a los jóvenes del Movimiento Ibérico de Liberación una sensación de invulnerabilidad que termina bruscamente en septiembre de 1973, cuando efectivos de la Brigada Político Social tienden una trampa a dos de sus militantes. En el transcurso de su detención se produce un confuso tiroteo en el que muere un joven inspector de policía. Salvador Puig Antich resulta gravemente herido y, tras pasar por el hospital, ingresa en la cárcel Modelo de Barcelona, a la espera de un consejo de guerra. A partir de ese momento, tanto sus hermanas como sus abogados inician, ante la indiferencia general, una carrera contrarreloj para salvar la vida al joven activista. Uno de los funcionarios de prisiones que le vigila, Jesús (Leonardo Sbaraglia), al principio le desprecia por haber matado a uno de los suyos. Pero el contacto diario le hará interesarse por las circunstancias de este joven. Pero el 20 de diciembre de 1973 se produce el atentado de ETA contra el presidente del Gobierno franquista, el almirante Carrero Blanco, y, Salvador Puig Antich se convertirá en el chivo expiatorio que un sector del régimen franquista reclama. El Consejo de Guerra contra Puig Antich es una farsa y el joven Salvador es condenado a muerte. Todos los intentos por salvarlo, incluso una improbable y rocambolesca fuga, resultarán inútiles y el 2 de marzo de 1974 Puig Antich es ejecutado mediante el garrote vil. Su muerte trágica y cruel deja una gran huella, durante años, a toda una generación que aún se pregunta si pudo hacer algo más para evitar una ejecución tan terrible como inútil.

    Comentario

    Reconstrucción de la detención y muerte de Salvador Puig Antich, el último ejecutado a garrote vil en el franquismo, que la película encuadra en una visión de la España de la época. Fue el segundo largometraje de Manuel Huerga, una década después de su debut con "Antártida", con un brillante trabajo del actor hispano alemán Daniel Brühl como protagonista, una estupenda reconstrucción de la época y una gran banda sonora.