ROSALIE VA DE COMPRAS

    34
    Titulo original: Rosalie Goes Shopping.
    Año: 1989
    País: EE.UU. - Alemania
    Duración: 84 min.
    Dirección: Percy Adlon.
    Guión: Christopher Doherty, Percy Adlon y Eleonore Adlon.
    Música: Bob Telson. Temas musicales: Back to Rosalie, interpretado por Jim Lauderdale, Debts of Gratitude, interpretado por Shawn Colvin y Cool Jule, interpretado por Lee Breuer.

    Intérpretes

    Marianne Sägebrecht, Brad Davis, Judge Reinhold, Erika Blumberger, Willy Harlander, John Hawkes, Patricia Zehentmayr, Courtney Kraus, Alex Winter, Lisa Fitzhugh, Lori Fitzhugh, Diana Chandel, David Denney, Ed Geldart, Bill Butler y John William Galt.

    Sinopsis

    Rosalie (Marianne Sägebrecht), tiene siete niños y un marido, Ray (Brad Davis), al que todos llaman Liebling (cariño, en alemán). Rosalie y Ray se enamoraron cuando éste estaba haciendo el servicio militar en Bad Tölz, en Baviera. Ahora, más enamorados si cabe, viven en Stuttgart, el pueblo de Arkansas, Estados Unidos, de Ray. Sólo dos cosas hacen feliz a Ray Liebling Greenspace en esta vida: en el cielo, su biplano, con el que sulfata los enormes campos de arroz, y en la tierra, Rosalie, perfecta ama de casa, esposa y madre. Por la noche, toda la familia se sienta a ver la televisión y repite a coro los eslóganes publicitarios. La vida moderna ofrece muchas cosas y Rosalie tiene el don de no resistirse nunca a las tentaciones. Con sus treinta y siete tarjetas de crédito y mediante oscuras transacciones con las cuentas bancarias de su numerosa familia, tiene la posibilidad de satisfacer los sueños consumistas de todos, incluidos los suyos. Cada vez que sale de compras, pasa luego por la iglesia para confesar sus pecados. Pero la adquisición de un ordenador personal va a trastornar por completo la armoniosa vida de la familia Greenspace.

    Comentario

    Tras Bagdad Café, el alemán Percy Adlon vuelve a rodar en Estados Unidos, y de nuevo con Marianne Sägebrecht, su actriz fetiche, que aquí hace su tercera película con ella. La película es una sátira del consumismo y del culto a la tarjeta de crédito como instrumento del moderno comercio, tratado con los peculiares personajes habituales de Percy Adlon.