ROMPECABEZAS (PUZZLE)

    Titulo original: Rompecabezas / Puzzle
    Año: 2009
    País: Argentina - Francia
    Duración: 87 min.
    Dirección: Natalia Smirnoff
    Guión: Natalia Smirnoff
    Música: Alejandro Franov

    Intérpretes

    María Onetto, Gabriel Goity, Arturo Goetz, Henny Trayles, Felipe Villanueva, Julián Doregger, Nora Zinsky, Marcela Guerty y Mirta Wons.

    Premios

    Seleccionada para el Festival Internacional de Cine de Berlín.

    Sinopsis

    María del Carmen (María Onetto) es un ama de casa de cuarenta y pico años cuya única preocupación en los últimos veinte años ha sido el bienestar de su marido y de sus hijos, ahora mayores. Pero cuando le regalan un rompecabezas para su cumpleaños, descubre que tiene un don muy especial: puede hacer puzzles a una velocidad increíble. Intrigada por un anuncio, “Se busca compañero para campeonato de rompecabezas”, pegado al tablón de una tienda de su barrio, decide entregarse a su nueva adicción a pesar del nulo apoyo que recibe de su familia. Con el autor del anuncio, un solterón millonario con mucha personalidad, aprende las reglas del juego, aunque eso implique mentir a su marido… María está decidida a llegar al siguiente nivel: sueña con ganar el torneo nacional y viajar a Alemania para competir en el Campeonato del Mundo de Rompecabezas.

    Comentario

    Ópera primera de la directora argentina Natalia Smirnoff, que ha asistido como ayudante de dirección y/o directora de reparto de algunos de los cineastas argentinos más representativos de esta última década, entre ellos Pablo Trapero y Lucrecia Martel, podríamos componer un puzzle con sus reflexiones y éstas nos devolverían la esencia, conformada, de su película que habla de una madre, de todas las madres en cierto modo, de ese sentimiento maravilloso e increíble que les hace entregar su amor incondicional a otros, a sus hijos, su familia, y también de su necesidad de controlarlo todo. Me gusta que no sea una heroína obvia; su fortaleza no es aparente. Me gusta cómo gana. Su fuerza de voluntad y su determinación son sus dos motores. Pero eso no significa que no tenga emociones o que no llore.