ROJOS

    12

    John Reed (Warren Beatty) es un periodista y activista que lucha por imponer sus ideales en la tumultuosa América de 1915. Conoce a Louise Bryant (Diane Keaton), una inquieta mujer que, a su vez, combate por su independencia como mujer y su reconocimiento como escritora. Del encuentro surge el amor. Louise deja a su marido y se va a vivir al village neoyorquino con Reed, integrándose en un grupo de intelectuales activistas de izquierdas. Pronto, la frenética actividad de Reed, empeñado en alejar a Estados Unidos de la guerra europea, causa las primeras fricciones de la pareja. Reed no renuncia a su militancia y Louise busca refugio en el dramaturgo Eugene O’Neill (Jack Nicholson), uno de los integrantes del grupo del Village. Pronto llega la reconciliación de la pareja y la boda. Louise se traslada al frente francés y Reed se une a ella y la convence para que le siga hasta Rusia, donde pretenden vivir de cerca la revolución. Los hechos dejan una profunda huella en ambos regresando a Estados Unidos con el propósito de contagiar su entusiasmo al pueblo americano, pero son recibidos con incomprensión y frialdad y comienzan a ser marginados y perseguidos por izquierdistas. Reed intenta radicalizar al Partido Socialista americano, pero fracasa, se separa de él y funda el Partido Comunista Laborista de América. En un intento de lograr su reconocimiento de la Internacional Comunista, viaja de nuevo a Rusia pese a los ruegos de Louise, que empieza a cansarse del activismo de su marido buscando nuevamente refugio en los brazos de O’Neill. Cuando Reed regresa, cae en las manos de los antibolcheviques finlandeses, lo que provoca que Louise se embarque para rescatarlo. Reed es liberado en un intercambio de prisioneros y tras serle negada la entrada en Estados Unidos, regresa a Moscú donde se va desengañando progresivamente de las actividades revolucionarias. Tras serle prohibido leer un discurso y luchar de nuevo frente a los contrarrevolucionarios, vuelve a encontrarse con Louise antes de ser hospitalizado y fallecer.