RÍETE Y HAZTE RICO / RISA Y DINERO

    Titulo original: Laugh and get rich
    Año: 1931
    País: EE.UU.
    Duración: 72 min.
    Dirección: Gregory La Cava
    Guión: Douglas MacLean y Gregory La Cava, con diálogos adicionales de Ralph Spence.
    Música: Tema musical: "Pop! Goes the Weasel"

    Intérpretes

    Edna May Oliver, Hugh Herbert, Dorothy Lee, Russell Gleason, John Harron, Charles Sellon, George Davis, Robert Emmett Keane, Maude Fealy, Louise Mackintosh, Lita Chevret, Arline Judge, Hector Sarno, Wade Boteler, Joyce Davis, Rochelle Hudson, Ivan Lebedeff, Edmund Mortimer y Herbert Prior.

    Sinopsis

    Sarah Austin (Edna May Oliver) apenas puede mantener a su marido Joe (Hugh Herbert), a quién califica como el mayor inventor de pretextos para no encontrar trabajo, y a su hija Alice (Dorothy Lee), que aún no ha cumplido los 20 años, con los ingresos de la pensión que regenta en Holyoke, Massachussets. Entre sus huéspedes figura Vincentini (George Davis), un pintor de origen italiano que solo retrata vacas y que siempre tiene problemas para pagar el alquiler. Mientras Joe trata de interesar a un marchante en los cuadros de Vincentini, Sarah anima a su hija a salir con Bill Hepburn (John Harron), un chico que aparentemente maneja mucho dinero, pero Alice prefiere a Larry Owens (Russell Gleason), un joven inventor sin recursos que intenta comercializar su última creación, una válvula silbante que avisa al automovilista cuando desciende la presión de los neumáticos. Cuando Larry sorprende a Alice y a Bill abrazados, no puede ocultar los celos hacia su rival provocando una disputa entre él y Alice. Mientras tanto, Joe decide invertir en unos pozos de petróleo que promociona Phelphs (Robert Emmett Keane), uno de los huéspedes de Sarah y toma prestado el dinero de su esposa para pagar su parte. Sarah descubre que sus ahorros han desaparecido, por lo que llama a la policía y acusa a Vincentini del robo, lo que obliga a Joe a confesar su culpabilidad. Dolida y humillada, Sarah discute con su marido e incluso llega a abandonarle, pero le perdona cuando Joe se muestra dispuesto a abandonar la casa para no ser un estorbo. Mientras Bill Hepburn se une a unos gángsterns que quieren secuestrar a un banquero y la policía le detiene cuando se encuentra con Alice, por lo que Larry trata de consolarla, surgiendo la reconciliación entre la pareja. Ese mismo día, Joe, que sólo ha encontrado trabajo cavando zanjas se entera que su inversión en los pozos de petróleo les ha hecho ricos, pero la alegría dura poco tiempo, pues el pozo se agota y vuelven a la pobreza. Antes de volver a abrir la pensión, Joe empieza a trabajar como publicitario de una central lechera y un financiero decide adquirir el invento de Larry, lo que les convierte de nuevo en millonarios.

    Comentario

    Gregory La Cava logra, con unos personajes de una pieza interesar, divertir y conmover al espectador, gracias a un brillante guión salpicado de momentos memorables que los convierte en seres de carne y hueso. Como autor del argumento y coguionista figura Douglas MacLean, actor del cine mudo y, más tarde, productor de un par de películas de W. C. Fields. Esta película anticipa muchas de las cualidades que La Cava desarrollará más ampliamente en su cine posterior, como la combinación de humor y patetismo o la mirada ecuánime sobre los personajes. Además de mostrarse como un perfecto director de actores, La Cava muestra su talento en el perfecto desarrollo del timing cinematográfico. A la película se la conoce también por el título de "Risa y dinero".