RICKY

    17
    Titulo original: Ricky
    Año: 2009
    País: Francia - Italia
    Duración: 90 min.
    Dirección: François Ozon
    Guión: François Ozon, basado en la novela de Rose Tremain, “Moth”
    Música: Philippe Rombi

    Intérpretes

    Alexandra Lamy, Sergi López, Mélusine Mayance, Arthur Peyret, André Wilms, Jean-Claude Bolle-Reddat, Maryline Even, Véronique Joly, Martine Vandeville, Myriam Azencot, Diego Tosi, François Lequesne, Julien Haurantl Eric Forterre, Hakim Romatif. John Arnold, Catherine Jabot, Marc Susini, Pierre Fabiani, Aïcha Kebe, Eloïse Labro, Yohann Sfez, Guillaume Renoult, Michèle Bertrand Fabiani, Patricia Kell, Delphine Grandsart, Cynthia Schibli, Elliot Bousson, Jules Debailleux y Mathew Arnaudin.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial del Festival de Cine de Berlín

    Sinopsis

    Katie (Alexandra Lamy) es una mujer normal, madre soltera, que realiza una vida rutinaria con su hija Lisa (Mélusine Mayance), que conoce a Paco (Sergi López), un emigrante español y compañero de trabajo de la fábrica de cosméticos en la que ambos trabajan. Pronto se enamoran. Paco se traslada a vivir con Katie y su hija. El resultado de ese amor es un bebé extraordinario, al que llamarán Ricky (Arthur Peyret). Con el nacimiento del bebé las cosas empezarán a cambiar, al pricipio de manera casi imperceptible, después de forma muy evidente. Paco se muestra algo torpe cambiando pañales pero bienintencionado. La primera en sentirse incómoda con la presencia de Ricky es su hermanastra Lisa, que de repente ha dejado de ser el centro de atención de la casa. Pero esa incomodidad se irá extendiendo a cada uno de los miembros de la familia. Ricky mostrará pronto unos extraños rasgos y en su espalda irán despuntando unas alas. Pero no serán unas alas de ángel sino más bien de ave de corral.

    Comentario

    Narrada como un flash back, esta película de François Ozon (“8 mujes”) ha buscado desarrollar una fábula sobre como el amor da alas: Cuando Katie, una mujer común, encuentra a Paco, un hombre común, ocurre algo mágico y milagroso: una historia de amor. De esta unión nacerá un bebé extraordinario: Ricky, convertido en un pequeño Peter Pan en el País de Nunca Jamás, que en este caso es el humilde hogar de sus padres. La película cruza drama, comedia, fantástico y cuento de hadas: Comienza como una película realista, con una familia desestructurada, que vive el nacimiento de un niño milagroso, y acaba como un fábula con elementos fantásticos.